La crisis política podría dividir al partido de Berlusconi

lunes 30 de septiembre de 2013 07:45 CEST
 

Por James Mackenzie

ROMA, 30 sep (Reuters) - El intento de Silvio Berlusconi de provocar elecciones anticipadas en Italia tiene ante sí una prueba el lunes cuando se reunirá con los parlamentarios de su partido de centroderecha, que han mostrado una incomodidad creciente con su shock decisión de retirar el apoyo a la coalición del primer ministro, Enrico Letta.

La dimisión de los cinco ministros del Pueblo de la Libertad del político y multimillonario ha hundido al país en el caos político y dejado a la tercera mayor economía de la eurozona sin un gobierno efectivo.

Se espera que los mercados financieros, cada vez más nerviosos con Italia después de semanas de tensión política, vendan deuda y acciones públicas, sumándose al ambiente de crisis.

Letta irá al Parlamento para someterse a una moción de confianza, probablemente el miércoles, lo que deja un margen de dos días de negociaciones entre los partidos, empezando por la reunión de Berlusconi son sus parlamentarios del PDL el lunes por la tarde.

El empresario de los medios, que está tratando de evitar su expulsión del Senado tras ser condenado en última instancia por fraude fiscal el mes pasado, dijo este fin de semana que quiere elecciones lo antes posible.

Pero en contra no solo tiene al presidente de la república, Giorgio Napolitano, que es quien tendría que disolver las cámaras, sino a un grupo creciente de seguidores, algunos de los cuales afirman que apoyan al Gobierno Letta.

Los cinco ministros del PDL cumplieron el sábado la orden de dimitir, pero emitieron comunicados expresando sus reservas o incluso un desacuerdo claro, lo que llevó a Letta a esperar que pueda convencer a algunos disidentes. (Traducido por Teresa Larraz en la Redacción de Madrid)