Tras denuncias de espionaje, Brasil frena el viaje de Rousseff a EEUU

jueves 5 de septiembre de 2013 18:59 CEST
 

BRASILIA, 5 sep (Reuters) - Brasil suspendió el envío de un equipo que iba a preparar la visita oficial de la presidenta Dilma Rousseff a Washington en octubre, dijeron el jueves responsables brasileños, en una señal de que el viaje puede ser cancelado a raíz de un escándalo de espionaje.

Rousseff quiere que Estados Unidos se disculpe públicamente por haber espiado sus correos electrónicos, llamadas telefónicas y mensajes, según varias noticias basadas en documentos de la Agencia Nacional de Seguridad (NSA, por su sigla en inglés) filtrados por el exanalista Edward Snowden.

Y según el asesor adjunto de Seguridad Nacional de Barack Obama, Ben Rodhes, ambos presidentes podrían conversar sobre el asunto en la reunión de líderes del Grupo de los 20 que comenzó el jueves en la ciudad rusa de San Petersburgo.

"Entendemos lo importante que esto es para los brasileños. Entendemos la fortaleza del sentimiento sobre el asunto", dijo Rodhes a periodistas.

Pero consultado si Obama pretendía disculparse, respondió: "Estamos centrándonos en asegurar que los brasileños entienden exactamente cuál es la naturaleza de nuestro esfuerzo de inteligencia".

Rousseff está furiosa con las noticias de espionaje y evalúa no sólo cancelar su visita a Washington, sino también descartar una oferta de cazas F-18 Super Hornet de Boeing para la Fuerza Aérea Brasileña, un contrato de más de 4.000 millones de dólares codiciado también por otras empresas de defensa.

Su canciller, Luiz Alberto Figueiredo, dio plazo hasta fines de esta semana para que Estados Unidos explique por qué la NSA espió a la presidenta de un país amigo.

Según los documentos divulgado por la televisión brasileña Globo, la NSA interceptó también comunicaciones del presidente mexicano Enrique Peña Nieto, otro aliado.

La visita de Estado de Rousseff a Washington debe simbolizar la aproximación de las dos mayores economías de las Américas.

Antes de un viaje de un presidente se envía un equipo de avanzadilla para hacer los arreglos de logística y de seguridad. (Información de Maria Carolina Marcello y Anthony Boadle en Brasilia y Steve Holland en San Petersburgo; Traducido por la Mesa de Santiago de Chile; Edición de Teresa Larraz en la Redacción de Madrid)