Kodak sale de la bancarrota y se centrará en las impresiones comerciales

miércoles 4 de septiembre de 2013 08:45 CEST
 

Por Nick Brown y Tanya Agrawal

Sep 4 (Reuters) - Eastman Kodak, pionero de la fotografía, salió el martes de la protección por bancarrota y ahora tiene planes de continuar como una pequeña compañía de impresión de imágenes digitales.

La nueva Kodak se concentrará en productos comerciales como por ejemplo la tecnología de impresión digital de alta velocidad.

"No pueden imaginarse cuánto hemos estado esperando este momento (...) Esta es una compañía totalmente nueva", dijo a periodistas el consejero delegado Antonio Pérez.

Kodak, fundada en 1880 por George Eastman, fue durante años sinónimo de cámaras para uso casero y fotografías familiares. Presentó la bancarrota por 6.750 millones de dólares en enero del 2012, afectada por los elevados costes de pensiones y su retraso en adoptar la tecnología de cámaras digitales.

La nueva compañía espera contar con 2.500 millones de dólares en ingresos este año, dijo Pérez.

Kodak alguna vez empleó a más de 60.000 personas y fue uno de los mayores empleadores en Rochester, Nueva York, donde tiene su sede. Pérez dijo a periodistas que la tarea más difícil en medio de la bancarrota fue lidiar con los elevados costes de pensiones.

"No le recomendaría a nadie que se acogiera al Capítulo 11 (protección por bancarrota), pero si tienes que lidiar con los costes preexistentes, en mi opinión, es la única forma de hacerlo", sostuvo.

En abril, la compañía resolvió una crucial disputa con su fondo de pensión británico, que presentó una demanda por 2.800 millones de dólares en contra de Kodak. El fondo también compró los negocios de imágenes personalizadas e impresión de documentos de la compañía, que en conjunto se llamarán Kodak Alaris, por 650 millones de dólares.

La compañía dijo que ha pagado toda su deuda en posesión de acreedores y que ahora recibirá una financiación nueva de casi 406 millones de dólares.

Pérez, en el cargo desde 2005, ha estado tratando de llevar a la compañía hacia impresoras comerciales y de consumo pero no pudo evitar la fuga de dinero en efectivo. Kodak no ha registrado un beneficio anual desde 2007. (Traducido por la Mesa de Santiago de Chile; Edición de Emma Pinedo)