Merkel y su rival chocan por el euro y los impuestos en un reñido debate

lunes 2 de septiembre de 2013 09:16 CEST
 

BERLÍN, 2 sep (Reuters) - La canciller alemana, Angela Merkel, y su contrincante socialdemócrata para las elecciones alemanas de este mes chocaron por el euro, la política fiscal y el espionaje estadounidense en un debate televisivo que no arrojó un claro ganador.

El único debate televisivo de la campaña, seguido por una cifra estimada de 15 millones de televidentes, fue una de las pocas ocasiones del candidato del SPD Peer Steinbrück de aprovechar la ocasión en una carrera electoral en la que va detrás de la popular Merkel desde el principio.

Acusó a la canciller conservadora, que busca su tercer mandato en los comicios del 22 de septiembre, de machacar al sur de Europa con austeridad, de no gestionar adecuadamente el abandono de la energía nuclear y de ver un crecimiento de los puestos de trabajo con salarios bajos.

"Durante cuatro años hemos visto un estancamiento. Quiero cambiar eso", dijo Steinbrück.

Merkel, de 59 años, dijo que los planes del SPD de elevar los impuestos pondrían en riesgo la prosperidad de Alemania, y señaló que el partido de Steinbrück había apoyado sus políticas del euro durante la crisis. Sonriendo, le dijo: "Usted votó por todo esto".

Vestidos de negro, ambos candidatos parecían relajados, no cometieron deslices obvios y parecieron controlas los temas de los que hablaron.

Merkel, que llevaba un collar con los colores de la bandera alemana, se giró a menudo para hablar directamente a su rival, mientras que Steinbrück miró directamente al grupo de cuatro periodistas, entre los que estaban el presentador de culto Stefan Raab.

Un sondeo de Infratest Dimap realizado después del debate dio ventaja a Steinbrück, con un 49 por ciento de personas que dijeron que ganó, frente a un 44 por ciento que creyeron que lo hizo Merkel. Otro sondeo de Forsa colocó a Merkel ligeramente por delante, con un 44% frente a un 43%.

El exministro de Finanzas de 66 años es conocido por su ingenio, pero también por su tono de sabiondo que le puede hacer parecer arrogante. Su desafío en el debate era criticar las políticas de Merkel sin parecer agresivo, y lo logró la mayoría de las ocasiones.

"Steinbrück puede haber sumado unos cuantos puntos", dijo el analista político Jürgen Falter. "La cuestión es si lo logró lo suficiente como para movilizar a los votantes del SPD". (Información de Noah Barkin.; Traducido por Inmaculada Sanz.)