Atípicos y menos provisiones alzan beneficio banca España 67%

viernes 30 de agosto de 2013 15:08 CEST
 

MADRID, 30 ago (Reuters) - A pesar de los bajos tipos de interés y a la menor demanda de crédito, el conjunto de la banca española cerró el primer semestre con un beneficio atribuido de 5.310 millones de euros, 2.136 millones más que los obtenidos en la primera mitad de 2012, según datos de la patronal bancaria.

La Asociación Española de Banca (AEB) en una nota divulgada el viernes recuerda que la comparativa con 2012 se ve distorsionada por las dotaciones extraordinarias para sanear las carteras inmobiliarias e insiste que el beneficio está "todavía por debajo de los niveles habituales en ejercicios anteriores".

Adicionalmente, los resultados del primer semestre de este año se vieron favorecidos por la mantenida política de desapalancamiento con ventas y operaciones interrumpidas que, según la AEB, han permitido "compensar" un descenso del 10,7 por ciento en el margen de intereses y del 4,5 por ciento en los ingresos por comisiones en un entorno "todavía adverso para la actividad bancaria".

El margen bruto alcanzó los 38.091 millones de euros, con un descenso del 3,7 por ciento contenido por los buenos resultados en operaciones financieras

En este contexto, el balance consolidado de la banca española a finales de junio se situaba en 2,36 billones de euros, un 3,8 por ciento menos que un año antes, marcando el tercer descenso trimestral consecutivo ante un descenso de la inversión crediticia del 7,3 por ciento.

La tasa de mora, afectada por el deterioro económico y el menor flujo de crédito, aumentó casi dos puntos porcentuales sobre junio del año pasado hasta el 7,8 por ciento, con una tasa de cobertura del 62 por ciento, según la AEB.

En lo relativo al pasivo, los depósitos de clientes aumentaron un 4,6 por ciento sobre junio de 2012 mientras que la apelación de las entidades a los bancos centrales y otros intermediarios ha disminuido.

Con el fin de reforzar sus balances, el reestructurado sector bancario nacional volvió a destinar provisiones elevadas para insolvencias, de 6.261 millones de euros, un 0,8 por ciento de los activos totales medios. (Información de Carlos Ruano; editado por Jesús Aguado)