Un estudio con el reloj corporal de ratones da pistas contra el jet lag

domingo 1 de septiembre de 2013 11:44 CEST
 

LONDRES, 1 sep (Reuters) - Un grupo de científicos ha hallado un mecanismo genético en ratones que impide a su reloj corporal ajustarse a cambios en los patrones de luz y oscuridad, y dicen que los resultados podrían llevar algún día al desarrollo de medicinas que combatan el jet lag.

Investigadores de la Universidad de Oxford y de la firma suiza de medicamentos Roche usaron ratones para analizar los patrones de los genes en un área del cerebro llamada núcleo supraquiasmático (SCN), que en los mamíferos hace que cada célula corporal lleve el mismo ritmo biológico.

Hallaron que una molécula, llamada SIK1, es clave para la forma en que los ratones responden a los cambios del ciclo de la luz.

Cuando los científicos bloquearon la actividad del SIK1, los ratones se recuperaron más rápido de las alteraciones en el ciclo de luz y oscuridad que fue diseñado para inducir una forma de jet lag en los ratones.

Si puede hallarse el mecanismo correspondiente y bloquearse igualmente en humanos, el jet lag podría convertirse en algo del pasado, según los investigadores que participaron en el estudio, publicado online en Cell el jueves.

"Estamos aún a años de distancia de una cura del jet lag, pero la comprensión de los mecanismos que generan y regulan nuestro reloj circadiano nos da objetivos para desarrollar medicamentos para ayudar a sintonizar nuestros cuerpos con el ciclo solar", dijo Russell Foster, director del instituto de sueño y neurociencia circadiano de Oxford.

Añadió que tales medicamentos podrían tener también un valor potencial más amplio, incluido para personas con enfermedades del sueño donde los trastornos del sueño son comunes. (Información de Kate Kelland; Traducido por Inmaculada Sanz)