Crisis siria arrastra a aerolíneas europeas y empuja a petroleras

miércoles 28 de agosto de 2013 14:04 CEST
 

LONDRES, 27 ago (Reuters) - La subida de los precios del petróleo perjudicaba la cotización de las aerolíneas el miércoles, arrastrando a la baja por tercer día consecutivo a las bolsas europeas al estar cerca de convertirse en real la amenaza de un ataque contra Siria.

Por el contrario, el mismo factor impulsaba las acciones de petroleras como Statoil o BG Group.

La perspectiva de un ataque contra Siria dirigido por Estados Unidos está causando preocupación por sus posibles consecuencias en la zona. Esto ha propiciado que los inversores recojan beneficios tras un rebote bursátil del 8 por ciento desde finales de junio y opten por activos menos dependientes del ciclo económico como los bonos soberanos.

A las 1136 GMT, el FTSEurofirst 300 bajaba un 0,78 por ciento a 1.193,04, mientras el selectivo Euro STOXX 50 cedía un 0,66 por ciento a 2.731,25. Ambos índices sufrieron el martes su peor caída diaria desde junio.

Aunque el FTSEurofirst sigue acumulando una subida del 5,3 por ciento en lo que va de año, se ha replegado un 3,9 por ciento desde mediados de agosto por la previsible reducción de los estímulos monetarios en Estados Unidos, la crisis política en Italia y, esta semana, la amenaza de un ataque militar contra Siria.

"Hay toma de beneficios y la gente trata de proteger sus carteras (...) como táctica tras haber tenido un comportamiento bastante bueno en lo que va de año", dijo Sergio Trezzi, responsable de ventas minorista y servicio al cliente en Europa continental en Invesco, que gestiona activos por 730.000 millones de dólares.

El sector de turismo y ocio caía un 2,4 por ciento, arrastrado por aerolíneas como Lufthansa, ante la perspectiva de que una intervención militar en Siria cause problemas de suministro de petróleo en Oriente Próximo, circunstancia que está haciendo subir los precios del crudo.

Una advertencia sobre resultados del operador hotelero francés Accor también afectada al sector.

Sin embargo, el sector de hidrocarburos se veía favorecido por el encarecimiento del petróleo y avanzaba un 1,7 por ciento. La noruega Statoil ganaba un 3,2 por ciento, ayudada además por un nuevo yacimiento y la británica BG Group sumaba un 3 por ciento.

"El energético en particular es un sector relevante dada la escalada de la inquietud geopolítica", dijo Robert Parkes, estratega de HSBC. (Información de Francisco Canepa; Traducción de Jose Elías Rodríguez)