Un juez de EEUU aprueba un acuerdo de Facebook sobre publicidad

martes 27 de agosto de 2013 08:51 CEST
 

Por Dan Levine

SAN FRANCISCO, EEUU, 27 ago (Reuters) - Un juez de Estados Unidos otorgó el lunes su aprobación final a un acuerdo por 20 millones de dólares (15 millones de euros) de Facebook para cerrar un pleito sobre la publicidad dirigida, a pesar de las objeciones acerca de que el acuerdo no fue lo suficientemente amplio para proteger la privacidad de los niños.

Cinco demandantes presentaron una demanda colectiva contra Facebook en 2011, diciendo que el programa "Historias patrocinadas" (Sponsored Stories) del gigante de las redes sociales compartía los "me gusta" de los usuarios sobre ciertos anunciantes con amigos, sin pagarles ni permitirles optar por no hacerlo.

Una "Historia patrocinada" es un anuncio que aparece en la página del miembro de Facebook y generalmente consta del nombre de un amigo, la foto del perfil y una afirmación de que a la persona "le gusta" el anunciante.

El caso ha puesto de manifiesto la tensión entre las preocupaciones por la privacidad y el intento de Facebook de monetizar el contenido del usuario.

Bajo los términos del acuerdo, Facebook pagará 20 millones de dólares para compensar a los demandantes, y prometió dar a los usuarios mayor control respecto a cómo se comparte su contenido - cambios que los abogados de los demandantes estiman tienen un valor de hasta 145 millones de dólares.

Facebook cobró a los anunciantes casi 234 millones de dólares por las "Historias patrocinadas" entre enero de 2011 y agosto de 2012, según los documentos judiciales.

Los defensores de los derechos del niño argumentaron que los contenidos de los menores no debería compartirse con los de los anunciantes.

Pero en una orden el lunes, el juez del distrito estadounidense en San Francisco Richard Seeborg escribió que el acuerdo, "si bien no incorpora todas las funciones que algunos de los opositores podrían preferir, posee significativo valor".

Los representantes de Facebook, los demandantes o los detractores no pudieron ser contactados de inmediato para que realizaran comentarios. (Información de Dan Levine; Traducido al español por la Mesa de Santiago. Editado por Jaime Giménez en Madrid.)