El Gobierno galo, cerca de un acuerdo con los sindicatos sobre pensiones

lunes 26 de agosto de 2013 21:17 CEST
 

Por Julien Ponthus y Nicholas Vinocur

PARÍS, 26 ago (Reuters) - El Gobierno francés se acercó el lunes a un acuerdo con los sindicatos sobre la reforma del sistema de pensiones a través de una ligera ampliación de la vida laboral de las personas que debería contener la espiral del déficit, dijeron los líderes sindicales.

Bajo la presión de los mercados para reformar su endeudado sistema de jubilación, el Gobierno socialista ha descartado elevar la edad legal de retiro, los 62 años, y espera que medidas más suaves eviten prolongadas protestas en las calles.

El líder del sindicato moderado Laurent Berger - cuya aprobación es crucial para que se lleve a cabo la reforma - calificó los dos primeros días de conversaciones como "positivos". Dijo que la propuesta del primer ministro Jean-Marc Ayrault de alargar el periodo de contribuciones era aceptable.

El principal escenario del Gobierno es hacer que los trabajadores paguen contribuciones a las pensiones por un periodo de hasta 44 años a partir de 2020, según fuentes gubernamentales. De este modo, el periodo de contribución de 41,5 años será obligatorio para todos para 2020, mientras ahora se retiran tras 40,5 años de trabajo.

"Es un buen inicio", dijo Berger a periodistas tras las conversaciones, la última ronda de negociación con sindicatos y patronal antes de que el proyecto de reforma sea abordado por el consejo de ministros el mes que viene.

"No habrá reducción en las pensiones, ni cambios en cómo se calculan las pensiones antes de 2020 ni aceleración masiva para alargar el periodo de contribución".

La reforma - la más atrevida de los 15 meses del presidente François Hollande en el cargo - será presentada al consejo de ministros el 18 de septiembre y será debatida en el Parlamento a principios de octubre.

Pese a que los inversores extranjeros y la Comisión Europea les vigilan de cerca, Hollande y Ayrault - ambos con índices de aprobación alrededor del 30 por ciento - han optado por una reforma cauta. Hollande tiene una pequeña mayoría en el Parlamento y se cuida de distanciarse de la rama más a la izquierda en su partido.

Aunque su estrategia ha evitado hostilidades, se queda corta de los llamamientos de la Comisión Europea a elevar la edad legal de jubilación, que está por debajo de los 65 años de Alemania, por ejemplo, incluso si los habitantes de muchos países europeos tienden a jubilarse más cerca de los 62 años en realidad. (Información adicional de Jean-Baptiste Vey. Traducido por Emma Pinedo)