Un escándalo amenaza la defensa del Oracle en la Copa del América

lunes 26 de agosto de 2013 19:32 CEST
 

Por Ronnie Cohen

SAN FRANCISCO, EEUU 26 ago (Reuters) - Después de años de preparación e incontables controversias, el equipo del magnate del software Larry Ellison, Oracle Team USA, se prepara para defender el título de la Copa del América contra el Emirates Team New Zealand a partir del 7 de septiembre en San Francisco.

Pero antes tendrá que superar un escándalo de fraude que amenaza con manchar la reputación del Oracle y de varios de los grandes nombres de las regatas, y podría hacer más difícil que el equipo estadounidense retenga el trofeo de 162 años.

Un jurado internacional formado por cinco marineros expertos ha estado intentando determinar exactamente cómo podrían haber sido alterados tres catamaranes de Oracle en las regatas preliminares, conocidas como las World Series de la Copa del América, con accesorios más pesados y plomo y resina ilegales escondidos en sus cascos.

El jurado celebrará una audiencia el jueves en San Francisco, y se espera que poco después decida sobre si personas individuales del equipo han incurrido en una "falta grave", y si el equipo en su conjunto ha llevado descrédito al evento.

Oracle podría ser sancionado con puntos en la regata de la Copa, un lujo que podrían no poder permitirse frente al que parece un valiente adversario, el New Zealand, que el domingo ganó el puesto de "challenger" (aspirante) derrotando al equipo de Italia en la Copa Louis Vuitton.

Marineros de Oracle y miembros del equipo de tierra - aunque no el equipo en sí - podrían ser descalificados para la competición.

"Ha habido un engaño. No voy a usar ninguna otra palabra porque obviamente es un engaño", dijo Bob Fisher, autor de la historia de la Copa del América. "Tiene mala pinta".

Las alteraciones en los barcos salieron a la luz a finales de julio, cuando un comité de mediciones de la competición examinó un catamarán de 45 pies de Oracle antes de una regata de jóvenes y encontró que una pieza de la estructura de fibra de carbono, un mástil, pesaba 5,2 libras (2,36 kilos) más de lo que debería. (Traducción de Teresa Medrano en la Redacción de Madrid)