Greenpeace protesta en el Ártico contra las prospecciones rusas en el mar

lunes 26 de agosto de 2013 19:10 CEST
 

MOSCÚ, 26 ago (Reuters) - Greenpeace acusó el lunes a Rusia de intentar bloquear su protesta contra las prospecciones en alta mar en el Océano Ártico, rico en minerales pero ecológicamente frágil, después de que guardacostas rusos abordasen su barco.

El grupo de presión medioambiental dijo que las autoridades rusas abordaron su rompehielos después de que activistas con pancartas en las que se podía leer "Salva el Ártico" condujesen lanchas motoras hacia un barco de exploración petrolera que trabaja para la mayor productora rusa de crudo, la estatal Rosneft, y la empresa global ExxonMobil.

Greenpeace dirigió su barco hacia la ruta del Mar del Norte desafiando la negativa rusa de concederle los permisos necesarios, acusando las autoridades de intentar "bloquearnos en todo momento".

Rusia ha hecho de la explotación del petróleo y el gas del Ártico una prioridad para desarrollar una economía de 2,1 billones de euros que depende de las exportaciones de recursos energéticos. Los ecologistas temen que las perforaciones en la región virgen puedan destruir la fauna única del Ártico y causar cambios perjudiciales para el clima global.

La ruta del Mar del Norte abraza principalmente la costa norte de Rusia y es una ruta marítima primaria en la zona, mientras los expertos esperan que su tráfico se incremente significativamente en los próximos años a medida que las temperaturas más cálidas derritan el hielo y la hagan más accesible.

El deshielo ártico también ha atraído a empresas de energía para perforar el océano, donde se estima que hay cerca del 20 por ciento del petróleo y el gas aún no descubierto del mundo.

"La perforación en alta mar debería prohibirse en el Ártico, especialmente en un santuario remoto para especies amenazadas como osos polares y narvales y donde sería imposible limpiar un vertido de petróleo", dijo Greenpeace en un comunicado.

El servicio de guardacostas de Rusia declinó realizar comentarios. Su órgano de control, el Servicio de Seguridad Federal, no puedo ser contactado el lunes.

Rosneft, aunque no quiso hacer comentarios sobre la protesta de Greenpeace, dijo que estaba siguiendo los más altos estándares ambientales en la plataforma del Ártico. (Información de Gabriela Baczynska; Traducción de Teresa Medrano en la Redacción de Madrid)