Snowden se quedó atrapado en Rusia tras bloquear Cuba su entrada- diario

lunes 26 de agosto de 2013 11:50 CEST
 

MOSCÚ, 26 ago (Reuters) - El estadounidense exanalista de seguridad Edward Snowden se quedó atascado en la zona de tránsito de un aeropuerto de Moscú porque La Habana dijo que no le permitía volar desde Rusia a Cuba, dijo el lunes un periódico ruso.

Snowden, buscado en Estados Unidos por filtrar detalles de los programas de vigilancia del Gobierno de su país, tenía previsto volar a La Habana desde el aeropuerto Sheremetyevo de Moscú un día después de llegar de Hong Kong el 23 de junio.

Pero Snowden, que finalmente aceptó el asilo de un año en Rusia después de pasar casi seis semanas en Sheremetyevo, no se presentó para el vuelo a pesar de que se le había asignado un asiento.

Citando varias fuentes, incluyendo una cercana al Departamento de Estado de Estados Unidos, el diario Kommersant dijo que la razón fue que en el último minuto Cuba dijo a los funcionarios que evitaran que Snowden tomara el vuelo de Aeroflot.

El diario dijo que La Habana cambió de opinión tras la presión ejercida por Washington, que quiere juzgar a Snowden por acusaciones de espionaje.

Kommersant también dijo Snowden había pasado un par de días en el consulado ruso en Hong Kong para manifestar su intención de volar a América Latina a través de Moscú.

"Su elección de la vía y su solicitud de ayuda fueron una sorpresa para nosotros. Nosotros no lo invitamos", dijo una fuente del Gobierno ruso según una cita reproducida por Kommersant.

Reuters no pudo verificar de inmediato la información. Permitir que Snowden aterrizara habría puesto en riesgo las relaciones de Cuba con Estados Unidos.

Los lazos entre Estados Unidos y Rusia se tensaron cuando Moscú concedió asilo a Snowden. Tras el desacuerdo sobre Snowden, el presidente estadounidense, Barack Obama, pospuso una reunión con el mandatario ruso, Vladimir Putin, prevista para el próximo mes. (Información de Katya Golubkova. Traducido por la Mesa de Edición de Santiago de Chile. Editado por Rodrigo de Miguel)