22 de agosto de 2013 / 16:17 / hace 4 años

Un informático, condenado a tres años de cárcel por robo de datos en Suiza

4 MIN. DE LECTURA

Por Oliver Hirt

BELLINZONA, Suiza, 22 ago (Reuters) - Un tribunal suizo condenó el jueves a tres años de cárcel a un especialista informático de 54 años por vender datos de clientes del banco suizo Julius Baer a las autoridades fiscales alemanas, después de que el hombre pactara un acuerdo con los fiscales.

El alemán, que compareció ante el tribunal penal suizo con un polo de rayas y vaqueros, dijo que pretendía usar el grueso del 1,1 millón de euros obtenido para pagar los impuestos que debía en Alemania.

"La presión de las autoridades económicas era bastante elevada. Lo vi como una oportunidad de aliviar la presión sobre mí", dijo ante el tribunal el hombre, que se trasladó desde Alemania a Suiza en 2005.

El hombre dijo que se lo dio a un cómplice griego para devolver las tasas fiscales en Alemania, pero no tenía conocimiento de que lo hubiera hecho.

Los jueces dictaminaron que puede cumplir la mitad de los tres años de condena - por violar la legislación bancaria suiza, espionaje industrial y blanqueo de dinero, bajo libertad condicional. Incluyendo el tiempo ya cumplido, podría ser puesto en libertad dentro de seis meses.

Confesó haber recopilado datos sobre clientes holandeses y alemanes de aplicaciones informáticas en Julius Baer, que tiene su sede en Zúrich, entre octubre y diciembre de 2011, como acordó con el intermediario alemán.

El hombre envió 15 correos desde su ordenador del trabajo a su cuenta privada con mensajes adjuntos que contenían nombres de clientes, direcciones, números de cuestas, saldos y divisas, según el acuerdo.

Luego filtró los datos de clientes alemanes con más de 100.000 euros, francos suizos, libras esterlinas o dólares y envió una muestra de la información a su intermediario, al que conoció en Berlín en febrero de 2012.

Allí, le entregó datos sobre 2.700 clientes alemanes para ser entregados a las autoridades fiscales alemanas y acordó el pago de 1,1 millones de euros, aunque la fiscalía dijo que pudo haber recibido únicamente 140.000 euros de sus cuentas.

Las estrictas leyes de secreto bancario, que han ayudado a Suiza a construir un paraíso fiscal valorado en dos billones de dólares, están bajo la lupa en un momento en que los endeudados gobiernos se encuentran en dificultades para luchar contra la evasión fiscal, con sus bancos bajo investigación en Alemania, Francis y Estados Unidos.

Julius Baer, que no estuvo disponible de inmediato para hacer comentarios sobre la sentencia, acordó en 2011 pagar a las autoridades fiscales alemanas 50 millones de euros para cerrar una investigación fiscal, pero aún está siendo objeto de pesquisas en Estados Unidos por ayudar a ciudadanos acaudalados de ese país a evadir impuestos a través de cuentas suizas.

Los parlamentarios alemanes alcanzaron un acuerdo el año pasado destinado a permitir que los bancos suizos graven con impuestos a clientes alemanes sin revelar sus identidades. la semana pasada, los dos acordaron acceso al mercado alemán para los bancos suizos, al menos hasta que las nuevas normas de la Unión Europeas sobre el mercado entren en vigor. (Información adicional de Albert Schmieder; Traducido por Inmaculada Sanz)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below