Los islamistas tunecinos aceptan el plan de unidad para resolver la crisis

jueves 22 de agosto de 2013 12:22 CEST
 

TÚNEZ, 22 ago (Reuters) - Los islamistas del Gobierno de Túnez acercaron posiciones en las negociaciones con la oposición laica el jueves mediante un principio de acuerdo de un plan de transición hacia una nuevas elecciones propuestas por los poderosos sindicatos.

Rached Ghanuchi, dirigente del partido islamista Ennahda, dijo que las negociaciones resolverían rápidamente el alejamiento entre las partes que ha paralizado la política tunecina durante casi un mes y ha provocado protestas masivas y llamamientos a la renuncia del Gobierno.

La federación sindical UGTT, que está mediando entre Ennahda y sus críticos, ha propuesto que el Gobierno deje el cargo y abra paso a un Ejecutivo interino y neutral que prepare unas nuevas elecciones. Ennahda rechazó este plan en el pasado, pero ha cambiado su postura esta semana.

"Saldremos de esta crisis muy pronto", dijo Ghanuchi a los periodistas después de reunirse con el secretario general de la UGTT Husein Abassi. "Aceptamos en principio la iniciativa de la UGTT para iniciar un diálogo (con la oposición)".

"Pensamos que el diálogo comenzará muy pronto", dijo, sin dar otros detalles sobre la posición de su partido.

Ennahda, que gobierna en coalición con dos partidos laicos más pequeños, está cada vez más presionada por la oposición, que le acusa de imponer una agenda islamista, ser incapaz de lidiar con la violencia de los salafistas radicales y dirigir mal la economía. (Escrito en inglés por Tom Heneghan; Traducido por Jaime Giménez en la Mesa de Madrid)