Grupos agrícolas piden en EEUU una mejor supervisión de los transgénicos

jueves 22 de agosto de 2013 09:08 CEST
 

Por Carey Gillam

22 ago (Reuters) - Más de 150 organizaciones agrícolas y compañías alimentarias de Estados Unidos pidieron el miércoles al Departamento de Agricultura que fortalezca su supervisión de las pruebas de campo que realiza a cultivos transgénicos experimentales.

El grupo dijo que la confusión que vivieron hace meses los mercados internacionales cuando una cepa de trigo transgénico no aprobada desarrollada por Monsanto fue descubierta creciendo sin supervisión en Oregon es el más reciente ejemplo de la necesidad de cambiar las reglas de las pruebas.

"Hay grandes debilidades en la supervisión del Departamento de Agricultura de Estados Unidos de las pruebas experimentales en terreno, entre ellas cómo se contienen las cosechas autorizadas", dijo el grupo en un comunicado emitido en su nombre por la Alianza de Semillas Orgánicas y la Fundación Internacional para el Fomento Rural.

"La actual política de Estados Unidos no incluye medidas obligatorias para prevenir la contaminación ni un sistema adecuado de supervisión del éxito de la contención después de las pruebas", dijo el grupo, que incluye a representantes de la industria de alimentos orgánicos y naturales, a familias de agricultores y a actores del sector de políticas comerciales

El grupo envió a finales de julio una carta al secretario del Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA, por sus siglas en inglés), Tom Vilsack, y se reunió con él la semana pasada en Washington para discutir sus preocupaciones.

En la carta, el grupo pidió que el USDA "corrija la forma en que aprueba los cosechas mejoradas genéticamente" y dijo que "las mejorías de las normas y la supervisión deben comenzar en la etapa de pruebas en terreno".

La portavoz del USDA Courtney Rowe dijo que la reunión entre Vilsack y el grupo fue productiva.

"Actualmente estamos revisando cuidadosamente las preocupaciones y la información que compartieron con nosotros, y responderemos a todas ellas en el futuro cercano", dijo Rowe.

Los controles a las pruebas de campo son de especial interés para los productores de trigo de Estados Unidos debido a que el descubrimiento de la cepa no aprobada de Monsanto en abril llevó a algunos compradores extranjeros a rechazar temporalmente ciertas variedades.

Muchos compradores extranjeros han dicho durante años que no quieren trigo genéticamente modificado y hubo temores a que el trigo experimental hubiese contaminado los suministros de trigo comercial. (Información de Carey Gillam; Traducido al español por la Mesa de Santiago. Editado por Jaime Giménez en Madrid.)