China se unirá a una ofensiva mundial contra la evasión fiscal

jueves 22 de agosto de 2013 08:28 CEST
 

Por Stella Dawson

WASHINGTON, 21 ago (Thomson Reuters Foundation) - China aceptó unirse a una campaña internacional del Grupo de las 20 economías industriales y en desarrollo para combatir la evasión fiscal, firmando un acuerdo para compartir los registros impositivos, dijo el miércoles la OCDE.

La decisión de China significa que todos los países del G20 acordaron cooperar en la lucha contra la evasión tributaria, una prioridad establecida por los líderes del mundo para abordar las causas de la crisis financiera de 2007-2009 y ayudar a combatir la corrupción.

La Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE), el foro de política económica global, dijo que el comisario tributario chino Wang Jun firmará la convención sobre la Asistencia Administrativa Mutua en Asuntos Impositivos en París la semana próxima.

China ha intensificado recientemente sus esfuerzos para combatir la corrupción en la segunda mayor economía del mundo, arrestando a funcionarios públicos por cargos de soborno, prohibiendo sus costosas cenas con cargo a sus cuentas de gastos e investigando sus actividades corporativas.

La evasión de impuestos está frecuentemente vinculada a la corrupción. Los fondos ilícitos obtenidos a través de la corrupción y la evasión fiscal a menudo son trasladados fuera del país a través de paraísos fiscales, utilizando empresas pantalla.

El compartir la información tributaria puede ser una importante herramienta para ayudar a rastrear estos fondos.

Global Financial Integrity, un grupo de observadores financieros, ha estimado que la cantidad de dinero que sale desde China por actividades financieras ilícitas es mayor que la procedente desde cualquier otro país en vías de desarrollo.

Su más reciente informe estima las pérdidas entre 2000 y 2001 en 3,79 billones de dólares.

China aún tiene que unirse a la Convención Antisoborno de la OCDE, el estándar internacional para combatir el soborno a los funcionarios públicos en las transacciones de empresas extranjeras.

Drago Kos, el próximo jefe contra el soborno de la OCDE, dijo en una entrevista a Thomson Reuters Foundation que el sumar a las mayores economías en desarrollo será una prioridad de su mandato. (Información de Stella Dawson; Traducido por la Mesa de Edición de Santiago de Chile. Editado por Rodrigo de Miguel)