La muerte de un becario plantea dudas sobre la carrera para ganar dinero

miércoles 21 de agosto de 2013 22:14 CEST
 

Por Belinda Goldsmith

LONDRES, 21 ago (Reuters) - La muerte de un becario que trabajaba en la sucursal londinense de Bank of America Merrill Lynch ha llevado a que se pida a las empresas financieras que asuman una mayor responsabilidad sobre los ambiciosos licenciados universitarios que trabajan hasta el límite para asegurarse un empleo en los principales bancos del mundo.

Atraídos por las torres de cristal de las finanzas en Londres, Nueva York y Singapur y la perspectiva de conseguir un empleo a tiempo completo y un salario elevado, los futuros "masters del universo" suelen realizar jornadas laborales de 20 horas al día en algunas de las oficinas más cargadas de adrenalina del mundo.

Fines de semana en el trabajo y comidas delante del ordenador caracterizan la vida de estos jóvenes, al igual que anécdotas como becarios que toman un taxi a casa después del amanecer y lo dejan esperando mientras se dan una ducha y vuelven a casa.

Pero la muerte de Moritz Erhardt, de 21 años, que fue encontrado muerto a finales de la semana pasada en su vivienda de Londres hacia el final de su beca de siete semanas, ha planteado por primera vez serias dudas sobre la situación de estos trabajadores.

El alemán llevaba 72 horas trabajando sin dormir en la división de banca de inversión de Bank of America. A la espera de la autopsia, aún no se ha determinado la causa de su muerte.

Un portavoz de Bank of America dijo que la entidad está esperando a conocer los hechos sobre el fallecimiento antes de decidir si revisa su programa de becas.

Algunos políticos y un grupo de activismo de becarios criticaron la carta de trabajo de los becarios, calificada de "esclavitud en la ciudad" por un diario británico, y pidieron a los bancos que tomen medidas para que se aseguren de que su personal no trabaja hasta la extenuación.

"La explotación de la juventud es inaceptable", tuiteó el comisario europeo de Empleo, Laszlo Andor.   Continuación...