Nueva Zelanda celebra las primeras bodas entre personas del mismo sexo

lunes 19 de agosto de 2013 13:06 CEST
 

Por Naomi Tajitsu

WELLINGTON, 19 ago (Reuters) - Nueva Zelanda, el decimotercer país del mundo que ha aprobado la celebración de matrimonios entre personas del mismo sexo, ha comenzado a celebrar las primeras uniones, atrayendo a parejas de países del entorno.

Cuando Trent Kandler y Paul McCarthy decidieron casarse, sabían que probablemente tendrían que hacerlo fuera de su Australia natal, donde los matrimonios entre homosexuales aún no son legales. Dos años después, vistiendo trajes iguales y corbatas rosas, los dos han celebrado por fin el enlace en el museo nacional Te Papa de Wellington, a 2.200 km de casa, al entrar en vigor el lunes en Nueva Zelanda la ley que permite estas bodas.

"Nuestra relación está validada ante nuestra familia y nuestros amigos", dijo McCarthy a Radio New Zelanda tras la ceremonia. "Soy un hombre muy orgulloso".

Kandler y McCarthy ganaron el concurso de la oficina de turismo para invitar a una pareja gay australiana a casarse en Nueva Zelanda. Más de 300 parejas presentaron su solicitud.

Las neozelandesas Lynley Bendall y Ally Wanikau estuvieron entre las 30 parejas del mismo sexo que el lunes dijeron el "Sí, quiero", intercambiando los votos en un vuelo de Air New Zealand de la estación de esquí de Queenstown, en la isla sur, a la capital, Auckland.

"Estar casado a 30.000 pies bajo unas luces de hadas y con nuestros hijos, amigos y familia como testigos convierte un día ya memorable en algo mucho más especial", dijo Bendall tras una ceremonia en pleno vuelo en la que un coro arrulló a las recién casadas con una canción tradicional maorí de amor.

El Departamento de Asuntos Internos de Nueva Zelanda dijo a finales de la semana pasada que unas 1.000 solicitudes de matrimonios entre parejas del mismo sexo se descargaron en la primera semana que estuvieron disponibles, alrededor de tres veces la media habitual. Unas 170 eran del exterior, sobre todo de Australia pero también de Hong Kong, Rusia y Estados Unidos.

  Continuación...