BlackBerry podría ponerse a la venta

lunes 12 de agosto de 2013 19:14 CEST
 

Por Euan Rocha

TORONTO, 12 ago (Reuters) - El fabricante canadiense de BlackBerry está estudiando varias opciones que podrían pasar por alianzas, proyectos conjuntos o incluso una venta de la compañía en su lucha por sobrevivir en medio de una intensa competencia.

BlackBerry, que fue pionero con el correo electrónico en sus primeros teléfonos inteligentes y páginas de email, dijo el lunes que había formado un comité para revisar sus opciones y que los máximos accionistas Prem Watsa querían renunciar a la junta directiva por un posible conflicto de intereses.

BlackBerry, en el pasado un niño mimado en los mercados de valores, se ha ido desangrando en un mercado copado por Apple y los teléfonos que usan el sistema operativo Android de Google, y sus nuevos smartphones BlackBerry 10 no han logrado atraer a los consumidores.

Las acciones de BlackBerry subieron un 5 por ciento a 10,57 dólares canadienses a mediodía en la Bolsa de Toronto pero seguían muy por debajo de los niveles vistos en junio, antes de que la compañía informara de unos resultados funestos que incluyen las bajas ventas de los teléfonos BlackBerry 10 que se consideraban claves para un giro hacia el éxito.

Analistas expresaron escepticismo sobre el nuevo comité, señalando que BlackBerry ha anunciado medidas similares hace más de un año cuando se contrato a JP Morgan y RBC como asesores financieros.

Además de los teléfonos inteligentes que llevan su nombre, BlackBerry tiene una valiosa colección de patentes, una empresa de servicios bien considerada que basa su poder en el sistema de mensajería centrado en la seguridad, así como efectivo e inversiones por valor de 3,1 millones de dólares canadienses a finales de junio. La compañía está libre de deudas.

El destino de BlackBerry es probable que suscite preguntas por parte del gobierno canadiense, que veta adquisiciones extranjeras de empresas nacionales. En el pasado, el gobierno ha calificado a BlackBerry como la joya de la corona canadiense.

El gobierno dijo el lunes que no hacía comentarios sobre especulaciones en torno a la compañía. (Traducido por Iciar Reinlein en la Redacción de Madrid)