Regreso de los "call centers" ofrece esperanza a economía española

miércoles 7 de agosto de 2013 11:14 CEST
 

Por Clare Kane

MADRID, 7 ago (Reuters) - Los españoles están escuchando acentos más familiares cuando llaman estos días a los centros de atención al cliente gracias al incremento de la competitividad y a la crisis, que ha aumentado el atractivo para las empresas para contratar personal español.

Como indicio de que la mejora de la competitividad a raíz de la reforma laboral implementada el año pasado empieza a dar frutos en la economía española, las empresas están abriendo centros de atención telefónica en el territorio español, dando la espalda a países con salarios tradicionalmente más bajos.

La operadora de telecomunicaciones Jazztel ha inaugurado su primer centro de llamadas en España, y la operadora dominante Telefónica tiene como objetivo responder dentro de unos pocos meses desde centros ubicados en España a casi todas las llamadas de sus clientes españoles, creando puestos de trabajo tan necesitados en un país con una tasa de paro del 27 por ciento.

Durante mucho tiempo, las empresas en España han externalizado la prestación de servicios al cliente a países Chile, Colombia y Perú, siguiendo la estela de las compañías británicas y estadounidenses que trasladaron sus centros de atención telefónica a India. De este forma, se contrataba a trabajadores jóvenes bien educados y con las habilidades lingüísticas adecuadas a un coste muy inferior al habitual en los países desarrollados.

Pero la contracción de los salarios en España y el incremento de los costes en el extranjero han hecho más atractiva la contratación en casa, algo que el gobierno de Mariano Rajoy esperó que ocurriera cuando decidió facilitar la contratación y el despido en las empresas en 2012.

"Tenemos gente bien educada con salarios más bajos que antes en un momento en que la economía está comenzando a recuperarse," dijo Sandalio Gómez, profesor de gestión empresarial de la escuela de negocios IESE.

Tras dos años de recesión, la economía española podría estar a punto de volver a la senda de crecimiento, acompañada por un repunte de empleo en los últimos cinco meses.

  Continuación...