Juez EEUU aprueba acuerdo extrajudicial de Citigroup por 590 mln dlr

jueves 1 de agosto de 2013 19:08 CEST
 

NUEVA YORK, EEUU, 1 ago (Reuters) - Un juez estadounidense dio la aprobación final el jueves a un acuerdo por 590 millones de dólares de Citigroup que resuelve un juicio de accionistas que acusaban al banco de esconder decenas de miles de millones de dólares de activos inmobiliarios "tóxicos".

No obstante, el juez de distrito estadounidense Sidney Stein de Manhattan, que había cuestionado la equidad del acuerdo previamente, otorgó honorarios bastante más bajos que lo exigido por los abogados de los demandantes.

Los abogados de los demandantes principales recibirán 73,6 millones de dólares en vez de los aproximadamente 100 millones de dólares que habían exigido.

"Si bien la recuperación de 590 millones de dólares es una fracción de los daños que podrían haberse resarcido en un juicio, es sustancial y razonable a la luz de los riesgos a enfrentar si se procedía con las acciones judiciales", dijo el juez Stein.

El acuerdo resuelve demandas de accionistas que compraron acciones de Citigroup desde febrero de 2007 a abril de 2008 que sostenían que el banco con sede en Nueva York no explicitó correctamente su exposición a valores llamados "obligaciones de deuda garantizadas", que estaba ligadas a inversiones inmobiliarias.

Citigroup perdió 27.680 millones de dólares en 2008. El juicio citó la caída en el precio de las acciones de la compañía, de 47,89 dólares al comienzo del cuarto trimestre de 2007 a 2,80 dólares en enero de 2009.

Aunque Stein dijo que los abogados "sin duda lograron una recuperación impresionante" para los inversores de Citigroup, su demanda estaba basada en métricas "significativamente sobredimensionadas".

Ira Press, un socio en Kirby McInerney que representa a los inversores, no respondió inmediatamente a un pedido para comentar.

"Citi está satisfecho de haber concluido con este asunto", dijo el jueves Shannon Bell, una portavoz del banco. (Información de Nate Raymond en Nueva York; Traducido por la Mesa de Santiago de Chile; Edición de Teresa Larraz en la Redacción de Madrid)