El jefe de Apple se reúne con el presidente de China Mobile

miércoles 31 de julio de 2013 18:02 CEST
 

Por Paul Carsten y Lee Chyen Yee

PEKIN/SINGAPUR, 31 jul (Reuters) - El consejero delegado de Apple, Tim Cook, se reunió el miércoles con el presidente de China Mobile, el operador móvil más grande del mundo en cantidad de suscriptores y la única empresa china del sector que no ofrece el iPhone ni el iPad.

El encuentro con Xi Guohua en Pekín fue para discutir temas de cooperación, dijo a Reuters la compañía china en un correo electrónico, sin dar más detalles.

Las negociaciones podrían abrir la puerta a un muy esperado acuerdo para que China Mobile distribuya productos de Apple en su amplia red, lo que beneficiaría a ambas compañías.

Apple dijo la semana pasada que sus ventas del período abril-junio en la Gran China, que incluye a Taiwán y Hong Kong, cayeron un 43 por ciento respecto al trimestre anterior.

La Gran China constituyó el 13 por ciento de las ventas trimestrales de Apple, o 5.000 millones de dólares, por debajo de casi el 19 por ciento alcanzado en el período enero-marzo.

Una quinta parte de los clientes de China Mobile han adoptado la tecnología 3G, al igual que el 38 por ciento de los de China Unicom y el 50 por ciento de los de China Telecom, según datos de los tres operadores.

Los analistas consultados dicen que China Mobile atraería a los usuarios de 3G más avanzados si logra un acuerdo para comercializar el iPhone de Apple.

La baja adopción del 3G afectó a las ganancias de China Mobile debido a que los usuarios cambiaron desde los mensajes de texto a aplicaciones basadas en la transmisión de datos como WeChat, de Tencent Holdings, que actualmente tiene 300 millones de usuarios en China.

Cualquier acuerdo entre China Mobile y Apple, combinado con la emisión de licencias 4G por parte del Gobierno chino para este año, podría cambiar la suerte de ambas empresas con una distribución de productos más amplia y mayores velocidades de Internet que atraerán nuevos usuarios de smartphones.

Apple no estuvo inmediatamente disponible para hacer comentarios. (Traducido por la Mesa de Santiago de Chile; Editado por Inmaculada Sanz en Madrid)