El regulador de la UE refuerza su escrutinio sobre las búsquedas de Google

martes 30 de julio de 2013 19:54 CEST
 

Por Foo Yun Chee

BRUSELAS, 30 jul (Reuters) - Los reguladores antimonopolio de la UE ahondan en su escrutinio de cómo clasifica Google sus resultados de búsquedas en la web, preguntando a sus rivales si aparecer más abajo en la lista afectaba al número de visitas a sus páginas, según un cuestionario de la Comisión Europea.

El documento de dos páginas, visto por Reuters, llega después de que la autoridad de la competencia de la UE pidiera más concesiones del motor de búsquedas más popular del mundo a principios de este mes para calmar las preocupaciones de que bloquea a sus competidores en los resultados de búsqueda.

El comisario europeo de la Competencia, Joaquín Almunia, dijo que la oferta de Google a principios de este año para etiquetar sus propios productos en los resultados de búsqueda, proporcionar enlaces a al menos tres sitios rivales y facilitar a los anunciantes irse a plataformas rivales no bastaba.

Sus comentarios se hicieron eco de las opiniones de los demandantes de Google, tales como el sitio británico de comparativa de precios Foundem, un grupo editorial alemán y el sitio de viajes online Expedia, que dijeron que las concesiones podrían reforzar el dominio de Google.

La lista de seis preguntas se centraba en los últimos dos años y medio, mientras los reguladores de la UE buscaban pruebas de cualquier relación entre la aparición de los demandantes más abajo en la lista en los resultados de búsqueda de Google y un menor tráfico en sus sitios.

"En el período de enero de 2011 a junio de 2013, ¿han registrado un descenso en el número de usuarios que llegan a sus sitios de búsqueda vertical a través de la búsqueda natural de Google, que no pueda ser explicado por un cambio en su sitio web?", preguntó el cuestionario.

"¿Coincidió con un cambio significativo en la clasificación de las páginas de su web en los resultados de búsqueda natural de Google?".

Los receptores tienen hasta el 16 de agosto para responder al cuestionario.

No fue posible contactar de inmediato con Google, que tiene más del 80 por ciento del mercado europeo de búsquedas. La firma estadounidense podría enfrentarse con una multa de hasta 5.000 millones de dólares si no resuelve este asunto. (Información de Foo Yun Chee; Traducido por Inmaculada Sanz en Madrid)