La investigación de trigo transgénico en EEUU no halla nueva contaminación

martes 30 de julio de 2013 08:47 CEST
 

30 jul (Reuters) - Los investigadores del gobierno de Estados Unidos dijeron el lunes que todavía tienen pocas respuestas sobre cómo llegó un trigo transgénico no aprobado desarrollado por Monsanto a una granja de Oregon y que no se ha detectado más contaminación, y al parecer no hay trigo biotecnológico en los inventarios comerciales.

El Servicio de Inspección de Sanidad Agropecuaria del Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA, por sus iniciales en inglés) dijo que durante casi tres meses de investigación no encontró rastros de la variedad de Monsanto conocida como MON71800 en ninguna semilla o muestra de granos sometida a pruebas en los laboratorios gubernamentales.

El Gobierno también dijo que ha entrevistado a casi 270 agricultores, quienes informaron de que no se han encontrado plantas de trigo resistentes al glifosato en sus campos.

En general, señaló el Gobierno, su trabajo de investigación indica que sólo se detectó trigo genéticamente modificado en varias plantas de trigo biotecnológico en un campo de una granja en Oregon. Las plantas de trigo provenían de semillas genéticamente alteradas por Monsanto para hacer plantas resistentes al herbicida Roundup.

Monsanto tenía la esperanza de comercializar un "trigo Roundup Ready", pero dejó de lado el proyecto hace casi una década ante la dura oposición de los consumidores y clientes.

El USDA anunció el 29 de mayo que en abril se encontró trigo modificado genéticamente en una granja de Oregon, varios años después de que Monsanto abandonara las pruebas de campo del trigo, que nunca había sido aprobado para su uso comercial.

La noticia llevó a algunos compradores extranjeros a reducir las compras de trigo blanco occidental de Estados Unidos hasta que pudieran tener la seguridad de que ningún trigo biotecnológico ha contaminado el mercado.

Sin embargo los importadores han reanudado lentamente los pedidos de trigo blanco y Japón podría reiniciarlos esta semana tras la adopción de medidas más estrictas para detectar las cepas modificadas genéticamente, según dijeron fuentes de la industria.

Corea del Sur, otro importante comprador de trigo blanco estadounidense, reanudó la compra de esa variedad a principios de este mes.

El USDA dijo el lunes que todavía está tratando de determinar cómo llegó trigo MON71800 al campo de Oregon y establecer el alcance de su presencia.

Según explicó el USDA, la investigación incluye una revisión de todas las autorizaciones de los ensayos de campo de trigo modificado de Monsanto y los informes de las pruebas de campo correspondientes. (Información de Carey Gillam; Traducido al español por la Mesa de Santiago. Editado por Jaime Giménez en Madrid.)