28 de julio de 2013 / 10:10 / en 4 años

Schäuble, listo para centrar la atención en la crisis del euro

Por Annika Breidthardt

BERLÍN, 28 jul (Reuters) - Hace dos años, el ministro alemán de Finanzas, Wolfgang Schäuble estaba a punto de dejar su cargo como el puño de acero en la crisis de deuda de la zona euro, pero el defensor de una mayor integración, de 70 años, ve ahora probable seguir en el centro de la escena en Europa.

Se prevé que la canciller Angela Merkel, lo vuelva a nombrar si, como se espera, gana las elecciones para un tercer mandato en las elecciones del próximo 22 de septiembre.

Las diferencias en sus visiones de Europa pueden limitar parte de sus planes, pero la enorme influencia que tiene entre los políticos europeos en la crisis que cumple ya cuatro años no muestra signos de decaimiento.

"La hegemonía alemana del Eurogrupo ha crecido en los últimos dos años y ahora aumenta casi cada día", dijo un responsable que se siente con Schäuble en el grupo de los 17 países.

Merkel necesita a Schäuble no solo por su agudeza mental y como contraste a su poder político, sino para atraer a la base de los conservadores del partido en el suroeste.

En silla de ruedas desde que un hombre perturbado le disparase en 1990, es uno de los políticos alemanes más populares y ha dejado ver que quiere quedarse.

COMPROMISO

Hace dos años, el hombre que negociaba la unificación alemana ofreció su renuncia cuando la recuperación de una operación fue más larga y complicada de lo esperado. También sufrió enormemente por las muertes de sus dos hermanos, en 2011 y este año.

Pero ha vuelto a recuperar la salud y trabaja jornadas agotadoras. "Todavía disfruto de la política, en caso contrario no seguiría como candidato", dijo a Reuters.

Es improbable que tras las elecciones Schäuble modifique su insistencia en las reformas y los duros recortes presupuestarios para los países europeos endeudados, teniendo en cuenta que también planea hacerlo en Alemania, donde las previsiones de crecimiento son de sólo un 0,4 por ciento este año tras un 4,2 por ciento en 2010.

Pero con las elecciones a la vuelta del verano, podría querer algunos compromisos sobre importantes temas, como el establecimiento de una autoridad bancaria europea capaz de liquidar o recuperar bancos en apuros, que supone un aspecto atascado de la unión bancaria por la oposición alemana.

El político apoya la idea de un presidente de la Comisión Europea elegido directamente, una postura de la que Merkel se distanció, pero habitualmente Merkel deja que Schäuble tenga voces discordantes, tanto que a veces en Bruselas se preguntan si habla por sí mismo o por Berlín.

Sus colegas europeos lo temen, y a puerta cerrada algunos dicen que París se enfadó cuando Schäuble, pidió un panel de asesores económicos alemanes para estudiar las reformas que necesitaba Francia.

Pero días antes de que saltase a la opinión pública, mostró su habilidad al mantener una conferencia de prensa conjunta con su homólogo francés, Pierre Moscovici, para calmar cualquier sospecha de desacuerdos.

Un ex alto cargo francés que trabajó con Schäuble en el Eurogrupo lo describió como "un raro ministro con una genuina visión a largo plazo de lo que puede ser Europa: normas estrictas basadas en una disciplina inquebrantable, pero con solidaridad real". (Información de Jan Strupczewski y Martin Santa en Bruselas, Leigh Thomas en París, Hakan Ersen en Fráncfort y Harry Papachristou en Atenas. Traducido por Rodrigo de Miguel en la Redacción de Madrid)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below