26 de julio de 2013 / 13:59 / hace 4 años

Facua insta a Renfe a pagar anticipos por accidente Galicia

MADRID, 26 jul (Reuters) - La organización de consumidores Facua instó el viernes a Renfe a pagar cuanto antes los anticipos a los afectados por el accidente ferroviario de Galicia en el que fallecieron 78 personas y alrededor de 170 resultaron heridas.

"Las víctimas y sus familiares tienen derecho a recibir en menos de 15 días hasta 21.000 euros de forma proporcional a la indemnización por fallecimiento o lesiones ", dijo Facua en un comunicado.

Según Facua, la operadora dispone de un plazo de 15 días tras la identificación de los afectados en el accidente para pagar hasta 21.000 euros como anticipo de las compensaciones.

En comunicado, Facua cita como base legal para estos cálculos el Reglamentario Europeo del Viajero en Ferrocarril.

Esta normativa establece que "en caso de que un viajero muera o resulte herido", la empresa ferroviaria abonará "sin demora" los anticipos necesarios "para atender a las necesidades económicas inmediatas", de forma proporcional a los daños sufridos", según Facua.

Esta asociación advierte de que este anticipo no constituye un reconocimiento de responsabilidad y podrá deducirse de cualquier suma que se abone posteriormente, dice en referencia a la normativa europea, y salvo excepciones, "no dará lugar a reembolso".

El cobro de estas cantidades es compatible con cobrar otras procedentes de otros seguros contratados, sean estos por parte de la compañía o por la de los propios viajeros.

ASEGURADORAS EXPUESTAS SON ALLIANZ Y QBE

Además, Facua recuerda que el precio del billete incluye un seguro obligatorio de accidentes a viajeros, que en el caso de Renfe está contratado con Allianz, una de las aseguradoras más expuestas en este accidente junto a la australiana QBE.

QBE tiene suscrita una póliza de responsabilidad civil con la sociedad ferroviaria que cubre daños a terceros, incluidos viajeros y demás infraestructuras ferroviarias, sólo si Renfe es responsable de ese accidente, según una fuente de QBE.

Según comunicados previos de QBE, su exposición a cualquier accidente o siniestro público está limitado a menos de 50 millones de dólares según los acuerdos de reaseguros. Estos contratos de reaseguros son una forma de limitar sus responsabilidades con el traspaso de riesgos.

Un portavoz de QBE en Sydney no quiso hacer comentarios de forma inmediata sobre este asunto.

Por su parte, BBVA es la entidad avalista de Renfe en el supuesto de que ésta no pague su parte, según figura en la propia página web de Renfe.

Mientras los seguros por daños físicos a infraestructuras y a la propiedad suelen ser resueltos con rapidez, las compensaciones por daños a víctimas y sus familias pueden demorarse en varios años debido a los prolongados procesos judiciales.

Los negocios locales también podrían reclamar compensaciones por las caídas de ingresos ante la interrupción causada al transporte ferroviario.

Los pagos dependen en todo caso de la determinación de responsabilidades. Es determinante saber si el accidente es la culpa del maquinista o si existe base para determinar que hay negligencia para la empresa sobre la base de que el tren habría incumplido las normativas de seguridad para limitar la velocidad. (Información de Jesús Aguado e información adicional de Lincoln Feast en Sidney de Robert Hetz; editado por Tomás Cobos y Chris Vellacott)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below