Starbucks y Danone venderán un yogur de marca compartida a partir de 2014

martes 23 de julio de 2013 21:58 CEST
 

Por Lisa Baertlein y Martinne Geller

23 jul (Reuters) - Starbucks y Danone anunciaron el martes que habían acordado vender un yogur de marca compartida en las cafeterías Starbucks y tiendas de comestibles, en un momento en que los fabricantes de yogur luchan por dominar el mercado estadounidense de 7.000 millones de dólares.

La asociación se produce en momentos en que Starbucks avanza en la categoría de "salud y bienestar" y Danone, dueño de la marca Dannon, y otros fabricantes de yogur buscan conquistar el mercado de Estados Unidos, en donde la ingesta del producto lácteo se ubica por debajo de su consumo en Europa.

Los términos financieros no fueron divulgados.

El primer producto conjunto será un yogur griego helado listo para consumir, que se venderá en las tiendas Starbucks de Estados Unidos a partir de la primavera de 2014.

La distribución a los minoristas de alimentos está planificada para 2015, a la que seguirá la expansión global, dijeron las compañías.

El mercado minorista estadounidense de yogur se estima en 7.000 millones de dólares, de acuerdo a Euromonitor International, una empresa que hace un seguimiento de las ventas, habiendo tenido un crecimiento promedio de un 8,5 por ciento durante los últimos cinco años.

Euromonitor pronostica que la tasa de crecimiento se desacelerará a un 5,9 por ciento en los próximos cinco años, el doble del crecimiento esperado para alimentos envasados en general.

El yogur estilo griego concentra ahora más de un 40 por ciento del mercado, si bien la marca de mayor venta sigue siendo Yoplait, que tiene una cuota de casi un 24 por ciento, de acuerdo a Euromonitor.

La empresa en manos privadas Chobani es segunda, si bien Danone de Francia tiene una mayor participación en general entre sus marcas Dannon, Activia, Stonyfield Farm y Danimals, que en conjunto representan un 30 por ciento del mercado. (Información de Lisa Baertlein en Los Angeles; Traducido por la Mesa de Santiago de Chile; Editado por Inmaculada Sanz en Madrid)