Amazon se enfrenta a IBM en la batalla por la nube

lunes 22 de julio de 2013 13:33 CEST
 

Por Alistair Barr

SAN FRANCISCO, 22 jul (Reuters) - La máxima de la industria tecnológica de "nunca nadie fue despedido por comprar IBM" es una prueba de cómo "el gigante azul" ha sido el patrón oro de los servicios informáticos durante décadas.

Pero IBM ha encontrado en Amazon.com a un competidor inesperado, pues el coloso del comercio electrónico se está convirtiendo en una potencia en el negocio floreciente de la computación en la nube, hasta ganándose el apoyo de la principal agencia de espionaje de Estados Unidos.

Después de años limitándose a proveer de servicios informáticos online a startups y pequeñas empresas, Amazon Web Services (AWS) ha superado a International Business Machines este año para arrebatarle un contrato de 600 millones de dólares (455 millones de euros) con la CIA.

IBM ha apelado con éxito la concesión del concurso, paralizándono hasta el momento. Pero el episodio muestra cómo Amazon está evolucionando desde un vendedor minorista hasta un competitivo proveedor de tecnología y servicios informáticos para grandes empresas y organismos del Gobierno.

Eso ha ayudado a Amazon a elevar sus acciones hasta un nuevo récord antes de que sus resultados del segundo trimestre se publiquen el jueves. Amazon no publica los resultados de AWS, pero Wall Street cree que está creciendo más rápido y genera más beneficios que el negocio minorista.

"AWS es uno de los principales causantes de la subida de las acciones de Amazon", opina Ron Josey, un analista de JMP Securities. "Los inversores en tecnologías de la información y software lo saben y están tratado de valorar el tamaño de AWS y el impacto que podría tener en su sector".

IBM está arraigado en corporaciones alrededor del mundo y, con uno de los presupuestos de investigación más grandes de la industria, es probable que siga siéndolo por un tiempo. Pero IBM y otros actores como Oracle están tomando nota del despegue de AWS en la computación en la nube.

La computación pública en la nube, en la que AWS fue pionera en 2006, permite a las compañías alquilar capacidad informática, almacenamiento y otros servicios en centros de datos compartidos con otros consumidores - normalmente más barato y flexible que mantener el suyo propio.   Continuación...