15 de julio de 2013 / 16:00 / hace 4 años

El enviado de EEUU, desairado por las partes enfrentadas en Egipto

5 MIN. DE LECTURA

* Islamistas demandan la restitución de Mursi

* EEUU aún debe dar veredicto sobre toma de poder por el Ejército

* Actitud antiestadounidense de ambas partes divide al país

Por Maggie Fick y Yasmine Saleh

EL CAIRO, 15 jul (Reuters) - El primer alto cargo estadounidense que visita Egipto desde que el Ejército derrocó al presidente electo fue desairado el lunes tanto por los islamistas como por sus opositores.

El subsecretario de Estado William Burns llegó a la dividida capital del país, donde ambas partes están furiosas con Estados Unidos. La superpotencia apoya a Egipto con 1.500 millones de dólares anuales, los cuales en su mayoría van destinados al Ejército, que derrocó al presidente islamista Mohamed Mursi hace dos semanas.

La crisis en el país árabe más poblado del mundo, que tiene un tratado de paz con Israel y controla el estratégico Canal de Suez, alarmó a sus aliados en la región y Occidente. Miles de seguidores del derrocado líder salieron a las calles el lunes.

Washington, que nunca se sintió cómodo con la llegada al poder de los Hermanos Musulmanes de Mursi, aún no ha dicho si considera el derrocamiento del mandatario como un golpe de Estado, lo que requeriría que detenga la ayuda.

El Departamento de Estado dijo que Burns se reunirá con "grupos de la sociedad civil" así como con responsables del Gobierno, pero el islamista Partido Nour y el movimiento de protesta Tamarud, opositor a Mursi, dijeron que habían rechazado las invitaciones para reunirse con Burns.

"Primero, necesitan reconocer el nuevo sistema", dijo el fundador de Tamarud, Mahmoud Badr, sobre los estadounidenses. "Segundo, deben disculparse por su apoyo al partido de los Hermanos Musulmanes y por el terrorismo. Entonces podemos pensarlo", agregó a Reuters.

En una mayor muestra de desaire, Badr publicó en Internet una copia de la invitación, que incluía el número de teléfono de la embajada de Estados Unidos.

Nour dijo que había rechazado reunirse con Burns por la intromisión "injustificada" de Estados Unidos en asuntos egipcios.

El partido político de los Hermanos Musulmanes dijo que no tenía reuniones planeadas con Burns, aunque no estaba inmediatamente claro si fue invitado. Mientras sus opositores acusan a Washington de respaldar a Mursi, los Hermanos Musulmanes sospechan de la implicación de Estados Unidos en su derrocamiento.

Burns sí se reunió con Adli Mansur, un juez nombrado como presidente interino por el Ejército, y con Hazem el-Beblawi, un economista designado primer ministro.

Sin Negociaciones Con El Fmi

Beblawi está formando un gabinete temporal integrado principalmente por tecnócratas, con el propósito de liderar el país mediante una "hoja de ruta" con vistas a unas elecciones que se realizarían dentro de unos seis meses.

El nuevo ministro de Planificación del Gobierno interino, que ocupó el mismo puesto bajo la gestión de Mursi, dijo que la ayuda económica de los países árabes ayudará a Egipto a superar el período de transición y que no necesita por ahora reiniciar las negociaciones con el FMI.

Ashraf al Arabi, un economista educado en Estados Unidos, dijo a periodistas que "el momento no es apropiado para comenzar nuevas negociaciones con el FMI (...) La ayuda árabe permitirá a Egipto superar la etapa de transición de una buena manera".

Los islamistas, que han mantenido una vigilia demandando la reincorporación de Mursi, convocaron a una protesta masiva para el lunes.

Las manifestaciones en El Cairo han sido generalmente pacíficas durante la última semana después de que al menos 92 personas murieran después del derrocamiento de Mursi, que está incomunicado en una ubicación desconocida.

Mursi no ha sido acusado de crímenes, pero las autoridades dicen que están investigándolo por acusaciones de incitación a la violencia, espionaje y mala gestión de la economía.

El fiscal público de Egipto ordenó el lunes el arresto de siete responsables de los Hermanos Musulmanes y figuras islamistas por la violencia entre seguidores de la agrupación y opositores en los días anteriores y posteriores al derrocamiento de Mursi. (Información adicional de Peter Graff, Shadia Nasralla, Noah Browning, Ulf Laessing, Ali Abdelaty, Patrick Werr y Mike; Collett-White en El Cairo y Arshad Mohammed en Washington. Traducido por la Mesa de Santiago de Chile; Edición de Raquel Castillo)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below