AT&T comprará Leap Wireless por 1.200 millones de dólares

sábado 13 de julio de 2013 11:25 CEST
 

NUEVA YORK, EEUU, 13 jul (Reuters) - AT&T dijo el viernes que comprará el proveedor de servicios inalámbricos de prepago Leap Wireless International en un acuerdo valorado en 1.190 millones de dólares (910 millones de euros), casi el doble del valor actual del proveedor de servicios móviles prepagados, mientras los principales operadores estadounidenses tratan de adquirir el valioso espectro inalámbrico.

Con el acuerdo, el número dos del sector en EEUU se hace con todas las acciones de Leap y aproximadamente cinco millones de clientes por 15 dólares por acción en efectivo.

La oferta representa una prima de un 88 por ciento respecto al precio de cierre del viernes de Leap de 7,98 dólares. El 15 de abril, Leap tenía 2.800 millones de dólares de deuda, dijeron las compañías en un comunicado.

El acuerdo es el más reciente en una serie de adquisiciones en la industria inalámbrica y se produce después de la compra de Sprint por parte de Softbank. Esta última ola de adquisiciones se produce en un sector de las telecomunicaciones que trata de expandir la capacidad de la red, al explotar el uso de los móviles avanzados y de las tabletas, que consumen mucha banda.

Como segundo proveedor inalámbrico en Estados Unidos, AT&T trata de crecer en un mercado maduro Y ha buscado urgentemente tener acceso a espectro inalámbrico adicional. El año pasado ya mantuvo negociaciones para comprar a su rival más pequeño Leap Wireless International, informó Reuters.

La red de Leap, con sede en San Diego, cubre alrededor de 96 millones de personas y opera bajo la marca "Cricket".

La compañía fusionada tendrá los recursos financieros, la escala y el espectro para competir en mejor posición con otros importantes proveedores estadounidenses para clientes interesados en servicios de prepago de bajo coste, dijeron las empresas.

Casi un tercio de los accionistas de Leap votaron a favor de la transacción. El acuerdo se cerraría en nueve meses y está sujeto a la revisión de los reguladores. (Traducido al español por la Mesa de Santiago. Editado por Jaime Giménez en Madrid.)