12 de julio de 2013 / 14:28 / hace 4 años

ACTUALIZA 2-España aprueba agresiva reforma para tapar agujero eléctrico

* Consumidores, eléctricas y renovables se verán lastrados por reforma

* Déficit 2013 rondará 2.500-3.000 mln, se cargará a eléctricas- fuente

* Gobierno baja remuneración transporte, régimen especial y distribución en 2.700 mln

* Presupuestos Generales del Estado asumirán 900 mln eur

* Subida de la luz del 3,2 por ciento recaudará otros 900 mln eur

* Acciones empresas afectadas se hunden en Bolsa (Añade detalles)

Por Andrés González y Jose Elías Rodríguez

MADRID, 12 jul (Reuters) - El Gobierno español lanzó el viernes una agresiva reforma del mercado eléctrico que recortará la remuneración de las empresas en 2.700 millones de euros mientras el Gobierno y los consumidores asumirán a partes iguales los restantes 1.800 millones de euros para atajar el déficit tarifario español a partir de 2014.

“Si no hiciéramos nada, las únicas dos alternativas en materia energética serían o la quiebra del sistema o el incremento del IPC. La alternativa única sería incrementar los precios por encima del 40 por ciento que es justamente lo que no queremos”, se justificó el ministro de Industria, José Manuel Soria, tras el consejo de ministros.

El anuncio de la reforma, más dura para las compañías de lo esperado, hundía la cotización de todas las empresas españolas relacionadas con el sector eléctrico, que cayeron desde el 3,35 por ciento de Iberdrola al 8,5 por ciento de Acciona .

“El recorte para las empresas es más agresivo de lo que se esperaba, también está afectando al sector del gas (Enagás caía casi un 6 por ciento), del que el mercado se había olvidado, y para las renovables genera incertidumbre hasta conocer los detalles”, dijo Álvaro Navarro, analista de Intermoney.

La reforma cosechó críticas desde las asociaciones de renovables, que se quejan de problemas financieros por la reforma y criticaban la retroactividad de la misma, a las grandes empresas, que amenazaban con despidos al caer sus rentabilidades.

La nueva normativa intenta atajar el creciente déficit del sistema eléctrico español, una deuda de 26.000 millones de euros que mantienen los consumidores con las eléctricas por la diferencia entre los costes y los ingresos regulados del sistema.

De estos 26.000 millones de euros de déficit ya generado, 22.000 millones de euros ya han sido titulizados con el aval del Estado a través del FADE, que emitirá bonos por los 4.000 millones de euros restantes con la garantía estatal, según consta en un borrador del Real Decreto Ley al que ha tenido acceso Reuters.

Sin embargo, al entrar las medidas en vigor en julio, este año solo recaudarán aproximadamente el 50 por ciento de los 4.500 millones de euros previstos, por lo que en 2013 volverá a generarse déficit tarifario por importe de entre 2.500 y 3.000 millones de euros, y esta deuda pasará al balance de las grandes eléctricas y será pagada por los consumidores en los próximos 15 años a través del recibo, según indicó una alta fuente de Industria.

Los consumidores asumirán también su parte del ajuste, con un alza del 3,2 por ciento en el recibo que se traducirá en unos ingresos de 900 millones de euros para el sistema, el mismo importe que asumirá el Gobierno a través de los Presupuestos Generales del Estado a partir de 2014.

Para evitar nueva generación del déficit de tarifa, la nueva normativa será más lesiva para el consumidor, que verá incrementado el precio de la luz en cuanto se produzcan desfases entre los ingresos y costes del sistema.

CAMBIO RADICAL EN EL SISTEMA DE PRIMAS

La reforma eliminará el costoso sistema de primas a las energías renovables, que pasarán a cobrar en función de un diferencial sobre el bono español, al igual que la distribución y el transporte de electricidad, que veran modificada también sus fórmulas de remuneración.

El Gobierno establecerá el concepto de rentabilidad razonable para los tres componentes del sistema (renovables, transporte y distribución) que consistirá en 300 puntos básicos sobre la media de los últimos tres meses del bono a 10 años para las instalaciones de régimen especial y de 200 puntos básicos para el transporte y la distribución.

Este diferencial será calculado en función de una inversión “estándar” por tecnología, según consta en el borrador del Real Decreto, y que tendrá en cuenta el año de puesta en funcionamiento de la central, por lo que aquellas que hayan recibido más primas en el pasado tendrán una menor remuneración a partir de ahora.

“Aquellos proyectos que hayan tenido una retribución elevada en el pasado recibirán una prima más baja”, indicó una fuente de Industria, que agregó que no se tendrán en cuenta para el cálculo los costes financieros de las plantas.

La rentabilidad queda fijada en el 7,5 por ciento para las tecnologías renovables y en el 6,5 por ciento para los activos de transporte para los próximos seis años, que será cuando se puedan revisar de nuevo los costes de los proyectos.

“Lo que se hace en transporte y distribución es valorar un activo neto, y a partir de ahora se establece una rentabilidad”, dijo la fuente que pidió el anonimato.

La reforma no entra en el sistema de formación de precios, cuyo análisis se abordará en los próximos meses.

El anuncio de las nuevas reglas afectó también a empresas con un mayor componente gasista como Gas Natural y a Enagás, que perdían un 6 por ciento y un 8 por ciento respectivamente, al interpretar el mercado que podrían fijarse también rentabilidades razonables del 6,5 por ciento para el transporte y distribución del gas en la reforma del sector gasista que se avecina, indicaron analistas.

MENOS PAGOS POR CAPACIDAD, HIBERNACIÓN DE CICLOS

Las nuevas normas ideadas por el secretario de Estado de Energía Alberto Nadal también reduciran los conocidos como pagos por capacidad, una remuneración que reciben las centrales térmicas por estar listas para entrar en funcionamiento en momentos de mayor demanda.

Estos costes bajarán hasta los 10.000 euros por megavatio desde los 26.000 euros actuales mientras se abre la posibilidad de hibernar las centrales de ciclo combinado hasta un total de 6.000 MW de un parque total de 26.000 MW, en línea con las recomendaciones del regulador energético en un contexto de menor demanda eléctrica por la crisis. (información adicional de Blanca Rodríguez, editado por Tomás Cobos)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below