Microsoft ayudó a la NSA y al FBI a acceder a datos de usuarios: medio

viernes 12 de julio de 2013 09:41 CEST
 

SAN FRANCISCO, 11 jul (Reuters) - Microsoft trabajó en estrecha colaboración con los servicios de inteligencia de Estados Unidos para ayudarles a interceptar las comunicaciones de sus usuarios e incluso dejó que la Agencia Nacional de Seguridad (NSA) eludiera el cifrado de correos electrónicos, dijo el jueves el diario The Guardian.

Citando documentos secretos proporcionados por el exanalista de la inteligencia estadounidense Edward Snowden, el periódico de Reino Unido dijo que Microsoft trabajó con el FBI y la NSA.

La compañía de software facilitó el acceso a través de Prism -un programa de vigilancia de la inteligencia norteamericana revelado por The Guardian el mes pasado- al servicio de almacenamiento en la nube SkyDrive.

Microsoft también ayudó al programa Prism a recolectar conversaciones de audio y vídeo realizadas a través de Skype, el servicio de conversación online de Microsoft, agregó el periódico.

La firma había dicho previamente que no proporcionó a la NSA acceso directo a la información de los usuarios. El jueves, reiteró que proporciona datos de clientes sólo en respuesta a solicitudes legítimas de los gobiernos.

"Para que quede claro, Microsoft no proporciona a ningún gobierno el acceso directo o ilimitado a SkyDrive, Outlook.com, Skype o cualquier producto de Microsoft", dijo la compañía en un comunicado publicado en su página web.

Facebook, Google y Microsoft exhortaron a las autoridades de Estados Unidos a permitirles revelar el número y alcance de las solicitudes de vigilancia, después de que documentos filtrados en The Washington Post y The Guardian sugirieran que dieron "acceso directo" al Gobierno a sus ordenadores, como parte del programa Prism de la NSA.

Las revelaciones han provocado una preocupación generalizada y motivado audiencias en el Congreso estadounidense sobre el alcance y la extensión de la recopilación de información. (Información de Edwin Chan; Traducido al español por la Mesa de Santiago. Editado por Jaime Giménez en Madrid.)