Boy Scouts de América votan el fin prohibición centenaria contra homosexuales

viernes 24 de mayo de 2013 08:12 CEST
 

Por Marice Richter

GRAPEVINE, Texas, 24 may (Reuters) - Los Boy Scouts de América votaron el jueves levantar una prohibición centenaria para los scouts abiertamente homosexuales en un lo que supone una gran victoria para los activistas de derechos de los gays, pero la decisión significa también una marea de cambio para una organización que depende en gran medida de grupos de fe.

Más del 60 por ciento del Consejo Nacional del grupo, integrado por unos 1.400 delgados, votaron a favor de poner fin a la prohibición, que será efectiva a partir del 1 de enero de 2014, dijo el grupo en un comunicado. Una prohibición sobre los líderes adultos abiertamente homosexuales sigue vigente.

La decisión se tomó después de semanas de intensa presión por parte de activistas pro-homosexuales y de miembros de organizaciones conservadoras, mucho de ellos pertenecientes a grupos de iglesias que tradicionalmente han constituido la médula espinal de una de las mayores organizavciones juveniles del país.

"Estoy muy feliz", dijo Mike Harrison, de 71 años, ex presidente del Consejo de Boy Scouts del condado de Oregón, California, que votó a favor de poner fin a la prohibición en la reunión del Consejo Nacional en Grapevine, Texas.

"El proceso fue un debate muy civilizado...No hubo ningún comportamiento incorrecto. La gente manifestó su caso, con pasión y desde muchos ángulos diferentes", dijo, añadiendo que el jueves se vio claramente que "la nueva generación de exploradores simplemente no ven (el tema) de la misma manera que la vieja guardia".

La larga prohibición contra los homosexuales en los Boy Scouts se había convertido en un tema polarizado en el centro del debate de los derechos homosexuales en Estados Unidos, donde los soldados gays ya pueden servir abiertamente en las fuerzas armadas y donde las parejas del mismo sexo se pueden casar en una serie de estados.

Durante meses, los Boy Scouts se han visto atrapados entre dos partes en un debate con alto contenido emocional.

Los Boy Scouts se han enfrentado a una fuerte presión por un lado por parte de los defensores de los derechos de los homosexuales y algunas de las grandes empresas patrocinadoras que proporcionan la mayor parte de la financiación anual del movimiento, y por el otro por una variedad de importantes grupos de la iglesia nacional, que patrocinan y apoyan a la gran mayoría de la tropa en todo el país.   Continuación...