23 de mayo de 2013 / 18:03 / en 4 años

Apple disfrutó de beneficios fiscales en Irlanda desde el comienzo

Por Poornima Gupta y Padraic Halpin

SAN FRANCISCO/DUBLÍN, 23 may (Reuters) - Apple ha operado casi libre de impuestos en Irlanda desde 1980, recibida con los brazos abiertos por un Gobierno que buscaba traer puestos de trabajo al país entonces más pobre de Europa, según han dicho ex ejecutivos de la empresa y altos cargos irlandeses.

El consejero delegado Tim Cook recibió críticas por parte de un subcomisión del senado estadounidense el martes por sus prácticas tributarias sobre el iPad y el iPhone, que habían sido ocultadas detrás de entidades corporativas con sede en Irlanda que gozaban de una exención secreta de impuestos.

Apple, una de las principales multinacionales que operan en Irlanda, negó evitar pagar miles de millones de dólares en impuestos estadounidenses y dijo que sus acuerdos ayudaron a financiar trabajos de investigación en Estados Unidos.

El comité reveló que las empresas irlandesas de Apple, que no eran residentes fiscales en ninguna jurisdicción, permitieron al grupo no pagar impuestos por muchos de sus ingresos en los últimos años.

El senador Carl Levin, presidente del subcomisión, dijo que Apple había buscado "el Santo Grial de la evasión fiscal".

Un ex ejecutivo de la empresa y altos cargos irlandeses dijeron a Reuters que el estatus de casi libre de impuesto se remontaba a la llegada de Apple al condado de Cork hace 32 años.

Apple debió parecer atractiva a Irlanda y Cork. En medio de un panorama general marcado por el estado moribundo de la economía irlandesa, Cork se había visto muy afectada por el cierre de sus astilleros y una fábrica de automóviles Ford y en 1986 casi uno de cuatro personas estaban desempleadas en la ciudad.

En los primeros días, el personal de Apple se sentaba a comer en una misma mesa. Ahora la empresa tiene 4.000 trabajadores en Irlanda y es la multinacional con más empleados del país.

"Hubo concesiones fiscales para nosotros allí", dijo Del Yocam, que fue vicepresidente de manufacturación de Apple a principios de los 80. "Fue una gran concesión".

De hecho, el acuerdo fue todo lo que una empresa puede soñar.

"Tuvimos unas vacaciones fiscales durante los primeros 10 años. No pagamos impuestos al Gobierno irlandés", dijo un ex ejecutivo financiero, que pidió no ser nombrado.

Apple no fue un excepción, aunque estaba entre las que disfrutaron de este trato de favor. Entre 1956 y 1980, Irlanda atrajo a compañías extranjeras ofreciéndoles una tasa cero de impuestos, según la página web del Gobierno irlandés. Las empresas que llegaron en 1980 recibieron unas vacaciones fiscales hasta 1990.

"Cualquier multinacional se sentía atraída por Irlanda que se centrara en el mercado de la exportación pagaba un cero por ciento de impuestos corporativos", dijo Barry O'Leary, consejero delegado de IDA Irlanda, que se encarga de atraer inversiones a Irlanda.

Apple dijo que pagaba todos los impuestos que debía en todos los países en los que operaba. No quiso comentar el trato de favor fiscal recibido en los 80.

Como requisito del acceso de Irlanda a la Comunidad Económica Europea, precursora de la Unión Europea, en 1973, fue obligada a dejar de ofrecer vacaciones fiscales a los exportadores.

Desde 1981, las empresas que llegaron a Irlanda tuvieron que pagar impuesto, aunque a menos del 10 por ciento. (Escrito por Tom Bergin; Información Conor Humphries en Dublín, Jonathan Weber and Peter Henderson en San Francisco, y Tom Bergin en Londres; Traducido por Pablo Rodero)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below