ACTUALIZA 1- Juez imputa a presidente de Pescanova

jueves 23 de mayo de 2013 17:36 CEST
 

(Añade antecedentes, comentarios del juez y del presidente de la empresa)

MADRID, 23 may (Reuters) - El presidente y varios accionistas y consejeros de Pescanova han sido imputados por presuntos delitos societarios, entre ellos el de supuesto falseamiento de cuentas y el de uso de información relevante.

Según un auto del juzgado central de instrucción número 5 de la Audiencia Nacional, los imputados son Manuel Fernández de Sousa-Faro, primer accionista y presidente del grupo alimentario -ahora bajo administración concursal-, el consejero y accionista Alfonso Paz-Andrade Rodríguez, el accionista José Antonio Pérez-Nievas. El juez Pablo Rafael Ruz, que imputa también a la sociedad y a varias filiales por diversos delitos, indica en el auto que investiga en el mismo caso al accionista José Alberto Barreras.

El presidente de Pescanova, apartado de la gestión tras el inicio del proceso concursal, reconoció el pasado 15 de abril a la CNMV la venta de una participación del 7 por ciento en la sociedad entre los meses de diciembre y febrero, antes de reconocer discrepancias en las cuentas y pedir concurso de acreedores.

La situación concursal de Pescanova se produjo después de que el propio presidente del grupo reconociese un volumen de deuda no declarado que impidió presentar las cuentas. Además, diversas operaciones de venta de acciones de algunos directivos antes de la situación concursal y de un importante descalabro bursátil han sido objeto de investigación por parte del regulador bursátil hace meses.

En la argumentación del auto, el juez señala que: "según se desprende de la información aportada por la CNMV, al menos cuatro accionistas de Pescanova (Fernández de Sousa, Paz-Andrade, Barreras y Pérez-Nievas)(...) procedieron a la venta de sus acciones hasta el mismo día o pocos días antes de la comunicación a la CNMV de 28 de febrero de 2013 en la que se desvelaba la incertidumbre sobre la continuidad de la actividad de la sociedad".

Asimismo, el juez indica que "... nos encontramos ante conductas que (...) resultan a priori indiciariamente constitutivas de delitos societarios - en su modalidad de falseamiento de cuentas anuales (...), así como de delitos relativos al mercado y a los consumidores, en concreto, de un presunto delito de falseamiento de información económico-financiera (...) así como de un presunto delito de uso de información relevante".

La crisis de Pescanova se desató a finales de febrero con el reconocimiento de que no podía presentar sus cuentas de 2012, algo que todavía no ha hecho, y culminó con el concurso de acreedores en el que la CNMV ha nombrado a Deloitte como gestor en medio de una guerra de acusaciones entre distintos accionistas y ex gestores de la compañía.

  Continuación...