La UE debe progresar más rápido hacia la unión bancaria, dice Letta

martes 21 de mayo de 2013 17:04 CEST
 

ROMA, 21 may (Reuters) - La Unión Europea debe hacer progresos más rápidos para crear una supervisión y unas normas comunes para su sector bancario, dijo el martes el primer ministro italiano, Enrico Letta, la víspera de una cumbre de la UE en Bruselas.

La falta de avances el pasado año respecto a la unión bancaria han minado la credibilidad de los líderes de la UE y ha sido un claro ejemplo de la incapacidad de la región de respaldar los "grandes anuncios" con decisiones, dijo Letta al Parlamento italiano.

"No es aceptable que la unión bancaria decidida hace un año aún carezca de una forma precisa", dijo en un discurso al Senado.

El miembro del comité ejecutivo del Banco Central Europeo Joerg Asmussen dijo la semana pasada que creía que la unión bancaria, con un supervisor único y un mecanismo común, podría estar en vigor en el verano del próximo año.

Esas palabras colocan a Asmussen frente al ministro alemán de Finanzas, Wolfgang Schäuble, que ha dicho que un organismo único para reestructurar o cerrar los bancos en bancarrota sólo puede acordarse si se cambia el tratado de la UE, un proceso largo y complejo.

Letta, que intenta ganar espacio de la UE para permitir que Roma gaste más en ayudar a reestructurar su dañada economía, dijo que la falta de progresos en la unión bancaria era parte de un problema de la UE más amplio.

"La UE no puede continuar siendo tímida y falta de decisión como lo ha sido hasta ahora; si no aprieta el acelerador se desplomará", dijo, pidiendo centrarse en el empleo y el crecimiento en lugar de en la austeridad.

Dentro de su amplia coalición de izquierdas, existe cada vez más frustración con la austeridad de la UE y los índices de aprobación de su Gobierno, formado hace menos de dos meses, cayeron a un 34 por ciento desde el 43 por ciento la semana pasada, según un sondeo de SWG.

Letta advirtió de que a menos que cambien las políticas de la UE, habrá un incremento continuado del apoyo a los partidos anti-establishment como el Movimiento Cinco Estrellas que obtuvo un tercio de los votos en las elecciones italianas de febrero.

Italia, tercera economía de la eurozona, se encuentra en la recesión más larga desde la posguerra y tras una década de estancamiento, la economía es hoy más pequeña de lo que era en 2001. El desempleo juvenil ha escalado hasta casi el 40 por ciento. (Información de Steve Scherer y Giselda Vagnoni; Traducido por Inmaculada Sanz en Madrid)