Keanu Reeves debuta como director con un Kung Fu moderno

martes 21 de mayo de 2013 09:27 CEST
 

Por Mike Davidson

CANNES, Francia, 21 may (Reuters) - Ha interpretado a un héroe de ciencia ficción, a un policía e incluso a Hamlet. Sin embargo, ahora el actor Keanu Reeves asume un nuevo papel como director de una película de artes marciales dirigida tanto al público chino como al occidental.

Reeves se ha puesto detrás de la cámara en "Man of Tai Chi", una película trilingüe basada en líneas generales en la vida de un doble de acción, Tiger Chen, del que se hizo amigo mientras trabajaba en la trilogía de ciencia ficción "Matrix".

En el festival de cine de Cannes para promocionar su película, cuyo estreno está previsto para finales de este año, Reeves dijo que siempre había querido dirigir y que pasó cinco años desarrollando el guión.

"También estuvo unido al hecho de hacerme más mayor", dijo Reeves, de 48 años, quien fue una de las estrellas de acción más glamurosas de Hollywood, a Reuters Television en una entrevista realizada en un hotel de la ciudad costera.

El actor metido a director indicó que el personaje principal de la película, en la que él también actúa, es un doble de acción y experto en artes marciales que trata de mantener sus valores tradicionales y creencias frente las presiones de la sociedad moderna. Este personaje lo interpreta Chen.

Reeves da vida al villano que le atrae a la lucha clandestina y a las promesas de dinero, glamour y poder.

La película, realizada en inglés, cantonés y mandarín y grabada en China y Hong Kong, parte con la intención de atraer tanto al inmenso mercado en China, donde Reeves, cuyo bisabuelo era chino, se ganó a los fans con "Matrix", como al de los países occidentales.

"Man of Tai Chi" ha sido coproducida por China Film Group, Wanda Media, Village Roadshow Pictures Asia y Universal Pictures y será Universal, propiedad de Comcast, a través de su filial NBCUniversal, quien la distribuya a nivel internacional.

Varios clips de la película sugirieron que habrá secuencias de lucha y persecuciones de coches a gran velocidad por carreteras chinas, como podría esperarse de la estrella del thriller de 1994 "Speed".

"Me encanta la responsabilidad de contar una historia", dijo Reeves, nacido en Canadá. "Espero tener la oportunidad de volver a hacerlo". (Escrito por Belinda Goldsmith; Traducido por Leticia Núñez en la Redacción de Madrid)