Juez dice Blesa "pulverizó" sus obligaciones en Caja Madrid

viernes 17 de mayo de 2013 15:25 CEST
 

Por Tomás Cobos

MADRID, 17 may (Reuters) - Miguel Blesa se convirtió en la noche del jueves en el primer banquero español en pasar por prisión durante la crisis, después de que un juez encontrara que existe riesgo de fuga del expresidente de Caja Madrid, de quien dice "pulverizó" sus obligaciones al frente de la entidad, posteriormente rescatada como parte del grupo Bankia.

El titular del juzgado de instrucción número 9 de Madrid decretó el ingreso en la prisión de Soto del Real (Madrid) de Blesa al considerar que existe riesgo de fuga y destrucción de documentos relevantes para la investigación de permanecer en libertad, estableciendo una fianza de 2,5 millones de euros.

En el análisis de la gestión de Blesa durante la compra del banco de Florida y la concesión de la línea de crédito a Díaz Ferrán, el juez encuentra "indicios racionales de responsabilidad criminal" y dice que pudo "haber implicado la puesta en relativo riesgo sistémico" de Caja Madrid en el contexto de la crisis.

Bankia, cuya crisis se encuentra entre los desencadenantes del rescate europeo de la banca española, fue nacionalizada en mayo de 2012 y está en proceso de saneamiento y recapitalización con dinero de Bruselas, en lo que ha sido la mayor operación de salvamento bancario en España.

La justicia investiga a Blesa por cuatro delitos (societario, de administración desleal, falsedad de documento mercantil, y apropiación indebida) con relación a la compra del City National Bank of Florida (CNBF) y un crédito concedido a Gerardo Díaz Ferrán, ex propietario del grupo Marsans.

Los hechos investigados a petición tras una denuncia del sindicato de funcionarios Manos Limpias se remontan a finales de 2008, en pleno inicio de la crisis financiera tras el derrumbe de Lehman Brothers, que posteriormente desencadenó una crisis de deuda europea en la que España se ha visto especialmente castigada por la exposición al ladrillo.

Aupado a la presidencia el mismo año en que José María Aznar llegó al Gobierno de España, Blesa ocupó la presidencia de Caja Madrid entre 1996 y 2010, periodo durante el cual se hinchó una gigantesca burbuja inmobiliaria en España al calor del crédito barato y ninguna autoridad española alertó sobre los riesgos asociados a la politización de las cajas de ahorros.

Aunque numerosos dirigentes de cajas de ahorros están imputados -incluido Rodrigo Rato, sucesor de Blesa- y a pese al creciente malestar social contra los bancos por cuestiones como los desahucios y la comercialización de las preferentes entre particulares, se trata del primer banquero español que va a la cárcel durante la crisis que atraviesa el país.   Continuación...