Aliado de Merkel advierte a Italia, Francia que trabajen más duro y rápido

jueves 16 de mayo de 2013 12:00 CEST
 

BERLÍN, 16 may (Reuters) - Italia y Francia tienen que trabajar más duro y más rápido para resolver sus problemas estructurales, dijo un importante aliado de la canciller alemana, Angela Merkel, en una entrevista publicada el jueves.

Michael Meister, número dos de la Unión Demócratacristiana (CDU) de Merkel en la Cámara Baja o Bundestag, dijo al periódico Neue Osnabrücker Zeitung que el Banco Central Europeo (BCE) debería dejar de comprar deuda pública italiana si Roma no cumple con sus requisitos de reducción de deuda.

"Italia y Francia tienen problemas estructurales por resolver y no problemas económicos", dijo Meister. "No pueden esperar más. Más tiempo no va a aliviar el problema. Sólo lo empeorará".

El rendimiento de los bonos italianos ha caído en los últimos meses ya que los inversores han puesto su fe en la capacidad del BCE para evitar que unas elecciones no concluyentes a principios de este año conduzcan a Italia en crisis en toda regla. El BCE ha mostrado su determinación de conseguir el final de la crisis.

El miércoles, Italia logró extender la vida media de su deuda mediante la emisión de su primer bono a 30 años desde 2009.

Los comentarios de Meister llegan cuando la campaña para las elecciones de septiembre en Alemania entra en pleno apogeo.

"La credibilidad del BCE exige que se exija a Italia cumplir con sus obligaciones", agregó. "Si Italia no lo hace, la base para el programa de compra de bonos del BCE ya no es aplicable".

Meister añadió: "El BCE por lo tanto no debe comprar todos los bonos adicionales sin un examen crítico de las obligaciones que Italia ha prometido. El (BCE) ya ha estado patinando sobre una capa de hielo delgado. Debe centrarse en la política monetaria".

Meister dijo que Italia necesita trabajar con urgencia en la mejora de su competitividad y consolidar su presupuesto.

"Ese es el trabajo de los dirigentes políticos nacionales y no del BCE", dijo. Agregó que el nuevo gobierno italiano fue capaz de tomar las medidas necesarias y el país tiene una industria relativamente fuerte.

"Italia puede hacerlo por su propia fuerza", dijo. (Información de Erik Kirschbaum; Traducido por la Mesa de Santiago de Chile; Edición de Teresa Larraz)