14 de mayo de 2013 / 11:39 / en 4 años

ACTUALIZA 1- Demanda bono sindicado español, cerca 20.000 mln eur

* España podría colocar hasta 7.000 mln, aunque objetivo es inferior

* Intención inicial, vender entre 4.000 y 5.000 mln

* Tesoro reduce diferencial reoferta hasta 278 pb frente 285 pb anteriores

* España aprovecha apetito por deuda periferica tras política bancos centrales (Añade demanda actualizada)

MADRID/LONDRES, 14 may (Reuters) - El Gobierno español está aprovechando la ventana de oportunidad en el mercado demostrada la víspera por Repsol para colocar un nuevo sindicado cuya demanda se sitúa ya en torno a los 20.000 millones de euros.

Ante el interés sobre la emisión, el Tesoro habría reducido el diferencial de reoferta hasta los 278 puntos básicos desde los entre 280 y 285 puntos básicos sobre mid-swaps iniciales, según indicó IFR, un servicio de noticias y análisis de deuda de IFR.

La emisión sindicada ha sido encargada a Barclays, CaixaBank, Citigroup, Deutsche Bank, Goldman Sachs y Santander. Una fuente del ministerio de Economía dijo que, bajo las favorables condiciones de mercado, España podría llegar a colocar hasta 7.000 millones de euros, aunque veía difícil llegar a estos niveles.

"Podríamos llegar hasta los 7.000 (millones de euros), sí, no tenemos ninguna limitación ahí, pero pensaría que es muy difícil ver el mismo comportamiento que vimos la última vez, seamos realistas", dijo la fuente.

En enero, el Tesoro español colocó 7.000 millones de euros en un bono sindicado a 10 años en una emisión en la que la demanda superó los 23.000 millones de euros.

Otra fuente, en este caso de los bancos colocadores, había dicho anteriormente que el objetivo inicial de la colocación era emitir entre 4.000 y 5.000 millones de euros, con un diferencial de 280 puntos básicos sobre mid-swaps.

Tras el anuncio por parte del Banco Central Europeo de reducir los tipos de interés de referencia hasta el medio punto porcentual y la inyección de liquidez por parte del Banco de Japón, el interés de los inversores por la deuda de los países periféricos ha aumentado en un entorno de mayor liquidez.

Con la prima de riesgo ligeramente por debajo de los 300 puntos básicos, el lunes Repsol aprovechó el buen momento de los mercados para cerrar una emisión a siete años por importe de 1.200 millones de euros en la que pagó un diferencial de 155 puntos básicos sobre mid-swaps, el menor abonado por una empresa española desde la entrada en el euro.

La buena acogida del bono de Repsol animaba también a otras empresas españolas a salir al mercado. Telefónica lanzó el martes una emisión de 750 millones de euros en bonos con un diferencial inicial de 175 puntos básicos sobre mid-swaps.

La aerolínea IAG también se lanzaba al mercado con una emisión de bonos convertibles por 390 millones de euros por los que pagará un tipo de interés anual del 1,75 por ciento. (Información de IFR, Paul Day y Andrés González; Editado por Carlos Ruano)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below