Nintendo gana una demanda de patentes en Estados Unidos por la Wii

martes 14 de mayo de 2013 12:12 CEST
 

Por Jonathan Stempel

14 may (Reuters) - Nintendo, uno de los mayores fabricantes mundiales de videojuegos, ganó ante un tribunal de apelaciones estadounidense en un caso de patentes que le permitirá seguir importando su popular sistema Wii en Estados Unidos.

La decisión tomada esta semana por el Tribunal Federal del Circuito de Apelaciones de Estados Unidos, en Washington DC, confirmó un fallo de enero de 2012 de la Comisión de Comercio Internacional de Estados (ITC), que gestiona muchos casos de patentes.

La decisión contra Motiva LLC, que demandó a Nintendo en 2008, podría dificultar a las compañías estadounidenses que detengan las importaciones de productos que supuestamente infringen patentes basándose en el motivo de querer establecer una "industria doméstica" para productos similares.

Motiva, con sede en Dublín, Ohio, había declarado que Wii infringió dos patentes por un sistema para rastrear la posición de juego de un usuario y el movimiento corporal.

El grupo de tres jueces estuvo de acuerdo con la ITC en que el principal objetivo tras la litigación de Motiva contra Nintendo, con sede en Kioto, Japón, era ganar daños y perjuicios o llegar a un acuerdo, no dar licencia o fabricar productos que incorporaran las patentes de Motiva.

Los jueces dijeron que el litigio de Motiva no equivalía a una "significativa" y "sustancial" inversión en la tecnología de patentes comercializada que se requería bajo una ley de protección de patentes, la Tariff Act, que establece límites a las importaciones.

"El litigio de Motiva apuntaba a ganancias financieras, no a alentar la adopción de tecnología patentada de Motiva", dijo la juez del circuito Sharon Prost. "Simplemente no hay probabilidad razonable de que, después de un litigio exitoso contra Nintendo, la tecnología patentada de Motiva hubiera obtenido la licencia de parte de socios que la hubieran incorporado".

La ITC también concluyó que Nintendo no infringió las patentes de Motiva.

Christopher Banys, abogado de Motiva, dijo que la decisión era "desafortunada" pero que el caso continuará.

(Información de Jonathan Stempel en Nueva York; Traducido por Raquel Castillo en la Redacción de Madrid)