Panasonic proyecta un aumento de beneficios del 55 por ciento

viernes 10 de mayo de 2013 16:38 CEST
 

TOKIO, 10 mayo (Reuters) - Panasonic pronostica que sus beneficios operativos crecerán un 55 por ciento en el año que termina el 31 de marzo, mientras se retira de operaciones deficitarias en televisiones y otros dispositivos de consumo en favor de las ventas de maquinaria, componentes y equipamiento electrónico.

La empresa espera que sus ganancias operativas aumenten hasta los 250.000 millones de yenes (1.894 millones de euros) en el actual año contable, frente a los 160.900 millones de yenes del año pasado.

El número contrasta con una estimación media de 241.000 millones de yenes realizada por 18 analistas encuestados por Thomson Reuters I/B/E/S antes de que la compañía informara de sus últimas previsiones el viernes.

El consejero delegado de Panasonic, Kazuhiko Tsuga, prometió erradicar en dos años cualquier filial que arroje pérdidas o de baja rentabilidad que no alcance el límite de margen operativo del 5 por ciento anual. Sin embargo, una mayor reestructuración podría sumar más costes y reducir sus beneficios.

La estrategia de Panasonic de desprenderse de la filial de artículos electrónicos de consumo contrasta con la de su rival doméstico Sony, que está duplicando sus operaciones en el segmento de los teléfonos móviles, cámaras y videoconsolas en un intento de revivir este negocio, que implica más de la mitad de sus ingresos.

En Panasonic, televisiones, reproductores de DVD y otros dispositivos de entretenimiento representan menos de un quinto de las ventas, lo que deja más opciones para buscar beneficios en otras partes.

Los segmentos de mayor ganancia para Panasonic son los electrodomésticos, como lavadoras y frigoríficos, y la división que la empresa denomina "soluciones eco", que produce dispositivos, baños, ventiladores de techo y otros artículos del hogar que rememoran los inicios de la firma en 1908, cuando fabricaba enchufes y extensores eléctricos.

En octubre, el consejero delegado Tsuga asumió el reto de los negocios con pero rendimiento y amortizó miles de millones de yenes en activos de impuestos diferidos y comercio relacionado con sus filiales de teléfonos móviles, paneles solares y baterías de litio. La consecuencia fue una pérdida neta de 754.250 millones de yenes en el último año contable, cerca de su pérdida anual récord de 772.170 millones.

No obstante, y al igual que Sony, la empresa confía en la venta de activos para apuntalar sus finanzas mientras espera revivir el crecimiento de sus utilidades, comprometiéndose a mantener un flujo de caja libre por encima de los 200.000 millones de yenes.   Continuación...