Siria recupera su conexión a Internet con el resto del mundo

miércoles 8 de mayo de 2013 17:50 CEST
 

BEIRUT, 8 may (Reuters) - La conexión a Internet y telefónica entre Siria y el mundo exterior fueron restauradas el miércoles por la tarde, dijeron residentes, un día después de que se vieran interrumpidas repentinamente y dejaran a gran parte de la población sin acceso al exterior.

Las redes de comunicación han sido clave para los envíos de vídeos e información de los activistas rebeldes al exterior durante un conflicto de unos dos años que ha acabado con la vida de más de 70.000 personas.

Los activistas dijeron que el apagón de comunicaciones era un movimiento intencionado para favorecer las operaciones militares en el país.

Las páginas del Informe de Transparencia de Google mostraron que el tráfico a páginas de servicios de Google desde el país, inmerso en una guerra civil, de repente pararon poco antes de las 3 p.m. EDT (1900 GMT) del martes, volviendo a las 1415 GMT del miércoles.

La agencia siria SANA citó al director general del Establecimiento General para las Comunicaciones Bakr Bakr diciendo que los servicios de Internet y comunicaciones entre las provincias se habían cortado por un error en un cable óptico.

Pero el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, un grupo con sede en Reino Unido que vigila a las fuerzas del presidente Bashar el Asad y de los rebeldes, citó fuentes militares que dijeron que el apagón era parte de una operación de las fuerzas de seguridad.

La insurgencia frente a cuatro décadas de la familia Asad en el poder comenzó siendo una protesta pacífica, pero se ha convertido en una guerra civil tras meses de combates.

Las fuerzas de Asad han cortado a menudo las conexiones de teléfonos e Internet en algunas ciudades o barrios durante grandes operaciones de combate. Los activistas de la oposición las acusan de hacer lo mismo en las supuestas masacres que han matado a cientos de personas.

Recientemente pareció que las comunicaciones se cortaron en las ciudades costeras de Banias y Baida durante lo que los activistas dijeron que fueron ejecuciones de cientos de personas, incluidos decenas de niños. (Información de Jim Finkle en Boston y Alina Selyukh en Washington; Traducido por Pablo Rodero y Raquel Castillo)