3 de mayo de 2013 / 18:58 / hace 4 años

RESUMEN-Resistencia mercado laboral EEUU alivia temor crecimiento

* Nóminas no agrícolas suben en 165.000 en abril

* Dato de febrero y marzo, revisados al alza neta de 114.000 empleos

* Tasa de desempleo cae a 7,5 pct, fuerza laboral se expande

* Crecimiento sector servicios se modera a menor ritmo en 9 meses

* Informe muestra cierta fortaleza subyacente en la economía (Consolida despachos, agrega detalles, comentarios, firma de autora)

Por Lucia Mutikani

WASHINGTON, 3 may (Reuters) - El empleo de Estados Unidos aumentó más rápido de lo previsto en abril y las contrataciones fueron mucho más fuertes de lo estimado en los dos meses anteriores, una señal de resistencia que debería ayudar a la economía a aguantar el golpe de las reducciones de gasto determinadas por Washington.

Las nóminas no agrícolas aumentaron en 165.000 al mes pasado y la tasa de desempleo cayó a un 7,5 por ciento, el nivel más bajo desde diciembre de 2008, dijo el viernes el Departamento del Trabajo.

La estimación de las nóminas de marzo fue elevada para mostrar un incremento de 138.000, es decir, 50.000 empleos más de lo reportado anteriormente. El recuento de febrero fue rectificado al alza también en 64.000 empleos, a 332.000, el mayor aumento desde mayo de 2010.

"Esto refuerza la hipótesis de que la economía estadounidense será capaz de sobrevivir a los vientos en contra combinados de los recortes de gasto en Estados Unidos y de una profundización de la recesión en Europa", dijo Scott Anderson, economista jefe de Bank of the West en San Francisco.

Los inversores de Wall Street recibieron con alegría el dato, que superó las expectativas de los economistas de un aumento en 145.000 puestos de trabajo y una lectura sin cambios de un 7,6 por ciento en el desempleo.

No obstante, el incremento del mes pasado fue mucho menor al promedio de 206.000 empleos en el primer trimestre, en la más reciente evidencia de que la economía se está enfriando, aunque no tan rápidamente como se temía.

De hecho, el informe ofreció varias señales de una desaceleración del impulso económico.

El empleo de la construcción cayó por primera vez desde mayo pasado, al tiempo que las nóminas manufactureras estuvieron planas. La semana laboral promedio se alejó de un máximo nivel en nueve meses y una medición del esfuerzo laboral general cayó.

La economía estadounidense se ha visto golpeada por una subida de impuestos y recortes del Gobierno federal por 85.000 millones de dólares (unos 64.000 millones de euros).

Aunque la economía se expandió a una tasa anual del 2,5 por ciento en el primer trimestre, datos sobre gastos en construcción, ventas minoristas y comercio sugirieron que terminó el período con menos fuerza.

Datos fabriles de abril implican que la economía siguió perdiendo impulso a comienzos del segundo trimestre, tesis respaldada por un informe publicado el viernes que mostró que el ritmo de crecimiento en el sector de servicios en abril fue el más lento en nueve meses.

"Aunque las cosas podrían no ser tan malas como pensamos, la economía ciertamente se ha desacelerado", dijo David Berson, economista jefe de Nationwide Insurance in Columbus, Ohio.

FED AUN PESA

La caída de un 0,1 por ciento en la tasa de paro reflejó un aumento del empleo en vez de una salida de personas de la fuerza laboral.

De hecho, más estadounidenses entraron a la fuerza laboral que en cualquier otro mes desde octubre. La tasa de participación en la fuerza laboral - la proporción de estadounidenses en edad de trabajar que tienen un empleo o están buscando uno - se mantuvo estable en un 63,3 por ciento, el nivel más bajo en 34 años.

Los economistas dijeron que el dato no parecía lo suficientemente enérgico como para disuadir a la Reserva Federal para seguir adelante con sus compras de bonos para estimular la economía, aunque podría enfriar las especulaciones de que el banco central estadounidense aumente esas compras.

"Probablemente enfría cualquier expectativa de que la Fed vaya a aumentar las compras de activos, especialmente con la tasa de desempleo en declive", comentó Raymond Stone, economista jefe de Stone & McCarthy Research Associates en Princeton, Nueva Jersey.

Todos los aumentos del empleo el mes pasado se verificaron en el sector privado, que sumó 176.000 nuevas posiciones. Las contrataciones fueron encabezadas por un repunte en el empleo por parte de minoristas, que habían caído en marzo tras ocho meses consecutivos de incrementos. Las nóminas minoristas subieron en 29.300.

La ayuda temporal, que anticipa contrataciones futuras, registró el mayor aumento desde febrero.

En un giro sorpresivo, el sector de la construcción eliminó 6.000 puestos de trabajo tras 10 meses consecutivos de alzas.

Las nóminas del Gobierno cayeron en 11.000 tras bajar en 16.000 en marzo. La mayoría de las pérdidas de empleo del mes pasado provinieron del Gobierno federal, con grandes declives en el Servicio Postal estadounidense, que está reduciendo su tamaño.

Las ganancias promedio por hora subieron un 0,2 por ciento, pese a que las horas trabajabas bajaron a 34,4 horas desde 34,6 horas.

En los últimos 12 meses, las ganancias promedio por hora subieron un modesto 1,9 por ciento.

Otro dato divulgado el viernes por el Departamento de Comercio mostró que los nuevos pedidos de bienes a las fábricas cayeron un 4 por ciento en marzo, su mayor baja en siete meses, golpeados por la industria aeronáutica, proclive a fuertes oscilaciones.

Economistas consultados por Reuters pronosticaban una caída del 2,6 por ciento. (Traducido por la Mesa de Santiago de Chile; Edición de Teresa Larraz)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below