Vinos de elBulli y cena con Adriá recaudan 690.000 euros en subasta

domingo 28 de abril de 2013 12:35 CEST
 

NUEVA YORK, 28 abr (Reuters) - Los amantes de la comida se gastaron el viernes más de 900.000 dólares (unos euros 690.000 euros) en una subasta de piezas del famoso restaurante catalán elBulli, desde vinos a cubertería y una cena con su jefe de cocina, Ferrán Adriá.

La subasta celebrada en la casa Sotheby, con unos 625 lotes del templo de la gastronomía con tres estrellas Michelín ahora cerrado para los que se estimaba una recaudación de 750.000 dólares, terminó con un total de 913.605 dólares, según la casa de subastas.

El acto siguió a una venta similar en Hong Kong a principios de este mes en la que se recaudaron 1,8 millones de dólares, elevando la recaudación total de las dos subastas a 2,718.909 dólares, más del doble de la estimación a la baja. Los recursos se destinarán a elBullifoundation y a la transformación de elBulli en un espacio que se duplicará en un museo de alimentos y en un centro de creatividad culinaria que abrirá sus puertas en 2014.

El restaurante, de fama mundial, fue en su día hogar de la innovadora alta cocina de gastronomía molecular.

Aunque el principal lote eran cuatro botellas de Romanée Conti 2004 firmadas por Adriá y Juli Soler, que recaudaron 52.062 dólares, casi el doble de lo estimado, todos los ojos se pusieron en la oferta de cena exclusiva para cuatro personas con Adriá en el restaurante Tickets de su hermano Alberto en Barcelona.

Hubo ocho pujantes por la experiencia, que ganó un comprador asiático que pujó por Internet y pagó 36.750 dólares, unos 9.200 dólares por persona. Sotheby dijo que el 42 por ciento de los compradores nunca antes había participado en una de sus subastas de vinos.

Los restantes mejores precios los registraron vinos, como un lote de seis botellas de Pingus 1995, uno de los vinos más codiciados en España, que alcanzó 10.412 dólares, más de tres veces la estimación anterior a la venta a pesar de que algunas botellas tenían las etiquetas deterioradas.

Una colección de cuchillos Laguiole se vendió por 6.125 dólares, mientras que una chaqueta de cocinero firmada por Ferrán Adriá alcanzó 3.063 dólares (unos 2.350 euros).

En su mejor momento, elBulli, que abría sólo una parte del año y acogió a unos 7.000 comensales en la ciudad catalana de Roses, recibió dos millones de peticiones de reserva al año.

Tras decir que había "completado su viaje como restaurante", elBulli cerró en 2011 después de 27 años en los que llegó a ser elegido como el mejor restaurante del año durante cuatro años consecutivos por S. Pellegrino World's 50 Best Restaurants. (Información de Chris Michaud; Traducido por Leticia Núñez en la Redacción de Madrid)