Se encuentran vulnerabilidades informáticas en un nuevo navío de EEUU

miércoles 24 de abril de 2013 15:47 CEST
 

Por Andrea Shalal-Esa

WASHINGTON, 24 abr (Reuters) - La red informática de la nueva clase de navíos de defensa costera estadounidenses mostró vulnerabilidades en las pruebas de ciberseguridad de la armada, pero estas no fueron lo suficientemente graves como para impedir un despliegue de ocho meses en Singapur, según ha reconocido un oficial de la armada de Estados Unidos.

Un equipo de expertos en piratería informática de la armada encontró algunas deficiencias al tratar de penetrar en la red del USS Freedom, la nave principal del programa de 37 millones de dólares (28 millones de euros) Littoral Combat Ship, según el oficial, que pidió mantenerse en el anonimato.

El Freedom llegó a Singapur la semana pasada para una estancia de ocho meses, que su constructora, Lockheed Martin Corp., espera que estimule la demanda asiática por las embarcaciones rápidas, ágiles y sigilosas.

"Hacemos este tipo de inspecciones a lo largo de la flota para encontrar tanto vulnerabilidades individuales como tendencias en toda la flota", dijo el oficial.

La ciberseguridad es una prioridad esencial para la armada de Estados Unidos, que depende fuertemente de las comunicaciones y las redes por satélite para sus sistemas de armamento y el conocimiento de la situación.

La portavoz del Departamento de Defensa Jennifer Elzea dijo que el jefe de la agencia de prueba de armamento del Pentágono describió "vulnerabilidades en la seguridad de la información" del Littoral Combat Ship en un comunicado dirigido a la armada.

"Los detalles sobre ese comunicado son clasificados", dijo Elzea.

La portavoz de Lockheed Keith Little dijo que la empresa estaba trabajando con la armada para asegurarse de que las redes del USS Freedom eran seguras durante el despliegue.

La armada estadounidense planea comprar 52 nuevos navíos de defensa costera en los próximos años, incluyendo algunos del diseño monocasco de acero de Lockheed y otros de diseño trimarán de casco de aluminio fabricados por la australiana Austal. Los barcos están diseñados para el combate y otras misiones en aguas poco profundas cercanas a la costa.

El primer despliegue operacional del Freedom fue en el mar Caribe en 2010, donde el navío participó en cuatro redadas antidroga y capturó un total de cinco toneladas de cocaína. (Información de Andrea Shalal-Esa; Información adicinonal de David Lawder; Traducido por Pablo Rodero)