22 de marzo de 2013 / 20:14 / en 5 años

ACTUALIZA 1-Presidente Italia pide a Bersani que vea si puede formar Gobierno

* Bersani dice que comenzará a trabajar inmediatamente

* Debe informar a Napolitano

* Bersani tiene escasas posibilidades de ganar suficiente apoyo (Cambia redacción, agrega comentarios, detalles, firma de autores)

Por James Mackenzie y Barry Moody

ROMA, 22 mar (Reuters) - El presidente de Italia, Giorgio Napolitano, pidió el viernes al líder de la centroizquierda, Pier Luigi Bersani, que evalúe si puede obtener suficiente apoyo en el dividido Parlamento para formar un Gobierno y poner fin al estancamiento político tras las elecciones del mes pasado.

Tras dos días de consultas con otros líderes políticos, Napolitano dijo que había dado a Bersani un mandato para conversar con otros partidos y ver si puede lograr un apoyo garantizado, necesario para un voto de confianza en ambas cámaras el Parlamento, donde ningún grupo tiene mayoría factible.

Bersani tendrá que informar de vuelta a Napolitano lo antes posible sobre si puede dirigir una mayoría gobernante, algo que parece extremadamente difícil en estos momentos.

El líder de la centroizquierda, cuya facción ganó una leve mayoría sobre la centroderecha de Silvio Berlusconi en las elecciones, dijo que buscará formar un Gobierno pro reformista “con el máximo de equilibrio y determinación”.

Las elecciones dieron a la centroizquierda el control sobre la Cámara baja, pero no en el Senado, lo que significa que no puede gobernar sola.

Bersani ha insistido hasta ahora en que quiere formar un Gobierno con el apoyo del populista Movimiento 5 Estrellas y ha rechazado proposiciones de Berlusconi, quien quiere formar una gran coalición entre los dos grupos políticos tradicionales.

Sin embargo, Bersani ha sido despreciado de forma grosera y reiterada por el líder del Movimiento 5 Estrellas, el ex humorista Beppe Grillo.

Napolitano hizo referencia al llamamiento de Berlusconi a formar una coalición amplia, pero dijo que esa fórmula había fallado en diciembre, cuando el centroderecha retiró su apoyo al primer ministro tecnócrata Mario Monti, que había sido respaldado tanto por la derecha como por la izquierda.

El presidente italiano agregó que la coalición que respaldaba a Monti fue incapaz de aprobar reformas esenciales, particularmente cambios a una ley electoral que es en buena parte responsable por la situación actual.

El peligroso estancamiento político en la tercera mayor economía de la zona euro coincide con una crisis bancaria en Chipre que reavivó los temores sobre una nueva agitación de los mercados financieros.

Si no se puede llegar a un acuerdo duradero, Italia se enfrenta a un retorno a las urnas dentro de meses, lo que retrasará cualquier posibilidad de reformas sustanciales a su estancada economía, que atraviesa por su recesión más larga en 20 años. (Traducido por la Mesa de Edición de Santiago de Chile. Editado por Rodrigo de Miguel)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below