22 de marzo de 2013 / 13:22 / hace 5 años

ACTUALIZA 1-Chipre no logra el apoyo de Rusia y la UE espera el "Plan B" del rescate

(Amplía información, detalles, citas)

Por Michele Kambas y Lidia Kelly

NICOSIA/MOSCU, 22 mar (Reuters) - El ministro de Finanzas de Chipre abandonó Moscú con las manos vacías el viernes después de que Rusia rechazara las solicitudes de ayuda, dejando a los cada vez más aislados líderes de la isla tratando de conseguir un acuerdo de rescate con la Unión Europea para evitar el colapso de su sistema financiero.

En Nicosia, el mayor banco del país instó a los políticos a que se dieran prisa y alcancen un acuerdo con sus socios de la UE mientras el parlamento consideraba las propuestas para nacionalizar los fondos de pensiones, activos estatales y dividir el segundo banco del país en un esfuerzo desesperado por satisfacer a los exasperados aliados europeos.

El gobernador del Banco Central, Panicos Demetriades, advirtió a los líderes políticos de que el país se enfrentaría a una bancarrota el martes a menos de que aprobaran las propuestas, dijo un oficial presente en las conversaciones.

“Las próximas horas determinarán el futuro del país”, dijo el portavoz del gobierno Christos Stylianides antes del debate parlamentario. “Todos debemos asumir nuestra parte de responsabilidad”.

Incluso si las medidas se aprueban, no había confirmación de que obtendrían los 5.800 millones de euros demandados por la UE a cambio de un préstamo de 10.000 millones de euros para evitar una suspensión de pagos.

El mayor banco chipriota, Bank of Cyprus, instó el viernes al Gobierno a adoptar inmediatamente la propuesta de la zona euro para tasar los depósitos superiores a los 100.000 euros, diciendo que la alternativa era el colapso del sistema bancario del país.

“Dado que es evidente que no hay soluciones alternativas no debe haber más retraso en la adopción de la propuesta del Eurogrupo”, dijo el banco en un comunicado, advirtiendo que todos los depósitos se perderían si se derrumbaba el sistema.

La insistencia chipriota en gravar incluso a los pequeños ahorradores - con la esperanza de limitar los daños a un sector bancario fuertemente dependiente de los grandes depositantes rusos - provocó que el acuerdo sobre un rescate que había sido acordado con la UE hace una semana fuera rechazado el martes por el parlamento.

Varios cientos de personas se manifestaban pacíficamente el viernes frente al parlamento, con pancartas que decían “No al castigo de los bancos”. “Nuestros llamados amigos nos vendieron”, dijo Marios Panayides, de 65 años.

“Nos han abandonado completamente al borde del abismo”.

En todas partes, los depositantes que han estado asediando los cajeros automáticos de los bancos toda la semana hacían cola de nuevo para retirar lo que pudieran.

El reloj corría hacia el plazo del lunes impuesto por el Banco Central Europeo para que se llegue a un acuerdo antes de recortar los fondos para los afligidos bancos chipriotas, potencialmente presionándolo a una salida de la moneda única europea.

NEGATIVA RUSA

Nicosia rechazó airadamente el martes una propuesta de tasa sobre los depósitos a cambio del rescate de la UE y recurrió al Kremlin para renegociar un acuerdo de préstamos, conseguir más financiación y atraer a los inversores rusos a los bancos chipriotas y las reservas de gas.

“Las negociaciones han terminado en lo que respecta a la parte rusa”, dijo a la prensa el ministro de Finanzas ruso, Anton Siluanov, tras dos días de negociaciones de crisis con su homólogo chipriota, Michael Sarris.

Los millonarios rusos tienen miles de millones de euros en juego en el sector bancario de Chipre, un factor en la demanda sin precedentes de la UE de que los grandes depósitos se vean golpeados en interés de mantener a flote a Chipre.

Pero Siluanov dijo que los inversores rusos no estaban interesados en el gas chipriota y que las conversaciones habían terminado sin resultado. Sarris iba a volver a casa, donde los diputados estaban bloqueados en las negociaciones.

Las nuevas propuestas remitidas al parlamento chipriota incluyen un “fondo de solidaridad” que agrupe activos del Estado, incluyendo beneficios futuros sobre el gas y los fondos de pensiones nacionalizados, como base para una emisión de bonos de emergencia. JP Morgan lo comparó con “una venta de emergencia nacional” y Alemania indicó que se oponía a la nacionalización de los fondos de pensiones.

También están considerando un proyecto de ley de reestructuración de los bancos que llevaría a que el segundo mayor prestamista del país, el Banco Popular de Chipre , sea dividido en activos buenos y malos y una petición del Gobierno para imponer controles al capital que impidan que un flujo de fondos abandone la isla cuando los bancos reabran el martes después de estar cerrados una semana.

“JUGANDO CON FUEGO”

No había ninguna bala de plata, sin embargo, y los socios de Chipre en el bloque monetario de 17 naciones estaban cada vez menos impresionados. Ni siquiera estaba claro si el parlamento votaría el viernes las propuestas.

“Todavía creo que vamos a alcanzar un acuerdo, pero Chipre está jugando con fuego”, dijo Volker Kauder, un aliado conservador de la canciller alemana, Angela Merkel, a la televisión pública ARD.

Merkel dijo a los diputados que la nacionalización de los fondos de pensiones es inaceptable como medio para tapar un agujero en las finanzas y hacerse con el rescate, dijeron fuentes parlamentarias. Estas citaron a la canciller diciendo que la sostenibilidad de la deuda y la reestructuración bancaria tendrían que ser el centro de cualquier acuerdo, que ella llamó una cuestión de “credibilidad”.

La canciller también dijo, según las fuentes: “No hay manera de que podamos aceptar eso”.

Su ministro de Finanzas, Wolfgang Schaeuble, señaló que no sabía si los ministros de Finanzas de la eurozona se reunirán durante el fin de semana. “No puedo decir de antemano si y cuándo entregará Chipre resultados”.

Los chipriotas se han visto conmocionados por los acontecimientos, después de haber elegido hace apenas un mes al presidente Nicos Anastasiades para asegurar un rescate.

Las noticias de que el acuerdo implicaría una tasa sobre los depósitos bancarios, incluso para los pequeños ahorradores, encolerizó a los chipriotas.

Aunque los prestamistas de la UE, sobre todo Alemania, querían que los depositantes mayores sin asegurar soportaran parte del coste de recapitalización de los bancos, Chipre temía por su reputación como paraíso bancario y planeó extender la tasa a los depósitos de menos de 100.000 euros cubiertos por un seguro estatal.

Los bancos chipriotas se han visto afectados por su exposición a Grecia, centro de la crisis de deuda de la eurozona.

El viernes, Nicosia llegó a un acuerdo con Grecia para que entidades helenas tomen el control de las filiales griegas de los bancos chipriotas, poniendo fin a la incertidumbre sobre el destino de estas entidades. (Información adicional de Jan Strupczewski y Luke Baker en Bruselas, Karolina Tagaris y Costas Pitas en Nicosia, Georgina Prodhan en Viena, Lidia Kelly y Darya Korsunskaya en Moscú, Paul Carrel en Francfórt y Gernot Heller en Berlín; Traducido por Raquel Castillo en la Redacción de Madrid)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below