Subasta CESUR apunta a descenso de cerca del 7% precio luz España

miércoles 20 de marzo de 2013 16:18 CET
 

MADRID, 20 mar (Reuters) - La subasta de energía entre comercializadoras de último recurso (CESUR) para el segundo trimestre de 2013 ha arrojado un descenso del 15 por ciento en el coste lo que provocaría, si el Gobierno mantiene su idea de congelar los peajes, una caída de alrededor del 7 por ciento en el precio de la luz, dijeron dos fuentes con conocimiento del resultado de la subasta que no es pública todavía.

"Los resultados de la vigésimosegunda subasta CESUR, (...) y la aplicación de los ajustes posteriores al precio de la energía fijado en el proceso para el segundo trimestre de 2013 arrojan una disminución del coste de la energía del 15 por ciento", dijo una fuente con conocimiento de la subasta.

Las subastas de energía CESUR se celebran de forma trimestral para fijar el coste de la energía que, junto con los peajes, son las dos principales partidas para fijar la Tarifa de Último Recurso, un precio regulado al que se acogen la gran mayoría de hogares españoles.

"Si el Gobierno mantiene su idea de congelar los peajes de acceso -más o menos el otro 50 por ciento de la Tarifa de Último Recurso (TUR)- durante el segundo trimestre del año en curso, la tarifa regulada bajará el 6,7 por ciento a partir del lunes 1 de abril", dijo una de las fuentes.

Otra fuente dijo que la TUR bajaría cerca de un 7 por ciento, después de que el producto base de la subasta descendiera un 16,2 por ciento respecto a la subasta anterior, fijándose en 45,41 euros/MWh. El producto punta del segundo trimestre cerró en 51,95 euros/MWh, un descenso del 4,2 por ciento respecto a hacer un año.

El ministro de Industria ha reiterado en diversas ocasiones que su política actual es respetar el resultado de las subastas del precio de la luz y no modificar los peajes.

Durante años, los distintos Gobiernos españoles han utilizado el precio de la luz como una herramienta política y han modificado al alza o a la baja los peajes -- que remuneran partidas como el transporte o la distribución -- según su conveniencia para evitar abruptas subidas de la luz, generando un importante agujero financiero conocido como déficit de tarifa y que supone una deuda de los consumidores con las eléctricas cuyo pago es avalado por el Estado.

Esta deuda, que supera actualmente los 28.000 millones de euros, pesa en el balance de las empresas hasta su titulización como bonos con aval estatal.

El Gobierno está últimando una reforma integral del sector que prevé finalizar en junio para que se deje de generar nuevo déficit de tarifa a partir de 2013. (Información de Andrés González Editado por Carlos Ruano)