20 de marzo de 2013 / 14:18 / hace 4 años

RESUMEN-Chipre busca un rescate ruso, UE amenaza con quitar ayuda

6 MIN. DE LECTURA

* Parlamento vota 36-0 para rechazar impuesto sobre depósitos impulsado por UE

* BCE amenaza con retirar ayuda a bancos chipriotas pronto

* Presidentes de Chipre y Rusia hablan por teléfono

Por Michele Kambas y Lidia Kelly

NICOSIA/MOSCU, 20 mar (Reuters) - Chipre pidió un nuevo préstamo a Rusia el miércoles para evitar un desplome financiero, después de que el Parlamento de la isla rechazara los términos de un rescate de la Unión Europea, lo que elevó el riesgo de caer en suspensión de pagos y de un colapso bancario.

El ministro de Finanzas de Chipre, Michael Sarris, dijo que no había alcanzado un acuerdo en su primera reunión con su homólogo ruso, Anton Siluanov, en Moscú, pero que las conversaciones continuarán.

El Ministerio de Finanzas de Rusia dijo que Nicosia había solicitado 5.000 millones de euros adicionales, además de una extensión de cinco años y de menores intereses sobre un préstamo ya existente de 2.500 millones de euros.

Chipre está buscando la ayuda de Moscú después de que el Parlamento votara el martes en contra de un plan de la zona euro para un rescate de 10.000 millones de euros.

Los chipriotas se opusieron a las exigencias de la Unión Europea de establecer un impuesto sobre los depósitos bancarios para recaudar 5.800 millones de euros, una medida sin precedentes cuyos opositores afirman que habría violado el principio detrás de una garantía sobre los depósitos de hasta 100.000 euros en todo el bloque.

Moscú tiene sus propios intereses en asegurar la supervivencia de los bancos en Chipre, un refugio seguro para miles de millones de euros de empresas y ciudadanos rusos.

El negociador del Banco Central Europeo sobre Chipre, Joerg Asmussen, dijo que el BCE tendrá que retirar su ayuda a los bancos chipriotas a menos que el país tome el rescate rápidamente.

"Podemos entregar liquidez de emergencia sólo a bancos solventes y (...) la solvencia de los bancos chipriotas no puede ser asumida si no se acuerda un programa de ayuda pronto, que permitiría una rápida recapitalización del sector bancario", declaró Asmussen al semanario alemán Die Zeit en una entrevista realizada el martes por la noche.

El canciller austriaco, Werner Faymann, dijo que no podía descartar que Chipre abandone la zona euro, aunque esperaba que sus líderes encuentren una solución para quedarse.

El ministro de Energía de Chipre, George Lakkotrypis, también estaba en Moscú, oficialmente para una feria de turismo, pero dio pie a los rumores sobre que el acceso a las reservas de gas podría estar sobre la mesa como parte de un acuerdo por la ayuda rusa.

Chipre ha encontrado grandes yacimientos gasíferos en sus aguas adyacentes a Israel.

"Tuvimos una discusión muy honesta, hemos remarcado lo difícil que es la situación", declaró Sarris a los periodistas tras conversar con Siluanov.

"Ahora continuaremos con nuestra discusión para encontrar la solución por la que esperamos que obtendremos algún apoyo. No hubo ofertas, nada concreto", añadió.

Crecían las especulaciones sobre la forma que tendría la ayuda rusa. El portavoz del Gobierno chipriota, Christos Stylianides, negó un informe de medios griegos respecto a que Chipre había alcanzado un acuerdo para que inversores rusos compren el segundo mayor banco chipriota, Cyprus Popular , que fue tomado por el Estado el año pasado.

Ningún diputado chipriota votó a favor del rescate de la Unión Europea, que incluía un impuesto propuesto que habría tomado casi un 10 por ciento de las cuentas de más de 100.000 euros.

Las cuentas más pequeñas también se habrían visto afectadas, aunque el Gobierno propuso aliviar el golpe y eximir a ahorradores con menos de 20.000 euros.

Fue la primera vez que una legislatura nacional rechazó las condiciones para la ayuda de la Unión Europea. En los últimos tres años, diputados de Grecia, Irlanda, Portugal, España e Italia han aceptado duras medidas de austeridad para asegurar ayuda financiera.

"Plan B"

El Gobierno no ha permitido que los bancos vuelvan a abrir esta semana para impedir una retirada masivo de fondos, pero los cajeros automáticos que fueron vaciados el fin de semana han sido reabastecidos, lo que da a la gente un acceso a cantidades limitadas de dinero.

Entre las decisiones más urgentes que se esperaban estaba la de si el Gobierno permitirá a los bancos reabrir como estaba planeado el jueves o si los mantendrán cerrados hasta la próxima semana.

Un funcionario chipriota que solicitó el anonimato dijo que el Gobierno estaba considerando si impone o no controles de capital cuando reabran los bancos.

El presidente Nicos Anastasiades, que apenas lleva un mes en el cargo, se reunió con líderes de su partido y con el gobernador del banco central. El portavoz del Gobierno, Christos Stylianides, dijo que se trabaja en un "Plan B".

"Un equipo de tecnócratas ha ido al banco central para discutir un plan B relacionado con la financiación y la reducción del monto de 5.800 millones de euros", declaró a la prensa durante una pausa en la reunión con líderes de su partido, sin entrar en detalles.

Anastasiades se reunió más tarde con responsables de la "troika" de la Unión Europea, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional. (Información adiconal de Karolina Tagaris y Matt Robinson en Nicosia, Maya Dyakina en Moscú, Annika Breidthardt en Berlín, Sakari Suoinen y Eva Kuehnen en Fráncfort y Georgina Prodhan en Viena; escrito por Matt Robinson y Paul Taylor; Traducido por la Mesa de Santiago de Chile; Edición de Raquel Castillo)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below